Opinión

Estrategia Regional de Desarrollo

Por: Diario Concepción | 15 de Agosto 2019
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Augusto Parra Ahumada
Presidente de la Fundación República en Marcha

La Estrategia Regional de Desarrollo, que será socializada en los próximos días, es el instrumento de planificación fundamental que debe definir las prioridades estratégicas de la Región, para la implementación de políticas públicas y planes de inversión que estén enmarcadas en los objetivos definidos por la estrategia, para avanzar en el desarrollo de la Región.

Resulta de carácter fundamental que esta estrategia, goce, por lo tanto, considerando la importancia que pueda tener una proyección de a lo menos 10 años de vigencia considerando, la flexibilidad necesaria en una época en que la única constante es el cambio y la inversión y el costo de su diseño, de plena legitimidad y representatividad de las distintas visiones, para ser considerada una carta de navegación común.

Debe permitir pasar a la Región desde la intuición a la precisión, por cuanto es de esperar este construida sobre la base de diagnósticos que permitan focalizar adecuadamente las prioridades, para cuyos efectos por ejemplo en materia social no cabe duda los aportes del pacto país y el mapa de la vulnerabilidad deben ser sustantivos y orientar la gestión a la reducción de la pobreza por ingresos, a las brechas de vulnerabilidad comprendidas en los factores determinantes de riesgo en la pobreza multidimensional y contribuya a asegurar un piso de igualdad en materia de dignidad y derechos comprendida en la declaración universal de derechos humanos y reduciendo la desigualdad territorial, sobre la base de datos sólidos y objetivos medibles, haciendo uso del Big Data, el Macro Data y las herramientas tecnológicas que proporcionan los tiempos.

Es prioritario, para desarrollar territorios inteligentes e ir avanzando en dar pleno cumplimiento a los compromisos adquiridos por Chile, la estrategia, contemple plena observancia a los 17 objetivos del desarrollo sostenible comprendidos en el pacto global 2030.

Chile ha registrado en este último año 2019 un retroceso en los índices de competitividad mundial elaborado año a año por el foro económico mundial del puesto 49 al 42, registrando la caída más significativa a escala global y 4 puestos en el índice de innovación retrocediendo 4 puestos, marcado según el análisis de expertos, por una baja inversión en I+D, que alcanza menos del 0,4% del PIB.

Impulsar la modernización de la matriz productiva, es tarea de las regiones y Bío Bío está llamada a liderar estos esfuerzos debido a su composición industrial y universitaria, estimulando la creatividad y la innovación para incorporar valor, en ciencia y tecnología y lograr mayor competitividad, incorporando las mejoras logísticas y de conectividad para mejorar nuestra capacidad exportadora requieren del fortalecimiento de ambientes colaborativos, de superar las desconfianzas e integrar a la academia, al sector productivo y la sociedad civil en un trabajo mancomunado para fortalecer el capital y el tejido social de la Región.

Etiquetas