Opinión

Temibles robots sin dios ni ley

Por: En el Tintero | 11 de Agosto 2019

Tal vez  no estemos prestando la debida atención, que nos quedemos solo con lo evidente y no le demos una mirada más atenta a los significados. Una noticia no del todo sorprendente, para los tiempos que corren; bombarderos con drones han sobrevolando el cielo de Afganistán. Es verdad que había seres humanos en tierra, a prudente distancia, controlándolos, pero, con un poco más de tecnología bien podrían hacer esa gracia solitos y autónomos.

Se ha expresado que el mejor momento para prohibir ese tipo de armas es antes de que estén disponibles. Es mucho más difícil una vez que se encuentran en las manos equivocadas o que se vuelvan una parte aceptada del festival de ofertas para destruir gente por motivos bélicos.

Así sucedió con el invento de armas láser cegadoras en 1995 quizá es el mejor ejemplo de una prohibición preventiva exitosa. Dos empresas de armas, una china y una estadounidense, habían anunciado su intención de vender armas láser cegadoras poco antes de que entrara en vigor la prohibición. Ninguna de las compañías continuó con sus planes, menos mal, un ataque a varios centenares de combatientes haciendo uso de esa monstruosidad habría sido de una crueldad imperdonable.

Ante la muy posible falta de respeto a las leyes de Asimov, no se puede permitir que las máquinas decidan si los humanos viven o mueren, al estar las eventuales armas robóticas autónomas, baratas y fáciles de producir, privadas de brújula moral. Advierte Toby Walsh, experto en inteligencia artificial de  la Universidad New South Wales en Sídney,  que  algunas pueden fabricarse con una impresora 3D, y utilizadas por cualquier desquiciado. No nos hace falta alguna disponer de robots asesinos.

 

PROCOPIO

Etiquetas