Opinión

Artistas vs celulares

Por: Diario Concepción | 06 de Junio 2019
Fotografía: La Tercera

Qué lejanos se ven los días en que, en un momento del espectáculo, los músicos sacaban sus guitarras acústicas y entonaban una sencilla balada, y se generaba un momento íntimo con la audiencia, que coreaba a todo pulmón la canción. Muchos alzaban sus encendedores y movían esa pequeña llamita, que multiplicada por varios miles parecía un océano. Otros tomarían discretamente la mano de su acompañante, tal vez sellando el inicio de una historia inolvidable.

Y no, no es una campaña antimillenials, ni una arenga de viejo lobo, obsesionado con que todo tiempo pasado fue mejor, pero las noticias de mundo del espectáculo ayudan a solidificar la certeza de que esa magia en los espectáculos masivos se perdió para siempre, por culpa de la tecnología. O más precisamente, de la enfermiza esclavitud de las nuevas audiencias ante sus smartphones.

En efecto, cada día sabemos de artistas que no aguantaron más la mala educación. La semana pasada, el veterano cantante y frontman de Judas Priest, Rob Halford, propinó un certero puntapié a un Iphone de la primera fila, que voló por los aires para no volverse a ver. Jack White, ex líder de los White Stripes, sencillamente prohibió el uso de teléfonos en los conciertos. “Para que la gente disfrute del show se necesita de un espacio libre de gadgets para que puedan experimentar la música y nuestro amor compartido por ella en persona”, justificó.

Andrés Calamaro, en un concierto íntimo, dado recientemente en Concepción, solicitó respetuosamente no grabar, y en un tríptico al ingreso explicó sus motivos.

¿Será ingenuo de su parte? ¿Será batalla perdida? Tal vez, desde nuestra mirada de veterano del siglo XX, no lo sea. Tal vez los propios íconos del rock, los que alguna vez representaron la rebeldía de la juventud, hoy deban asumir esta labor formativa, para intentar, durante 1 hora 45, romper con esa bola de acero de esclavitud que cargamos en nuestros bolsillos.

PIGMALiÓN

Etiquetas