Opinión

Implicancias del anuncio presidencial para el transporte local

Por: Diario Concepción | 04 de Junio 2019
Fotografía: Cedida

Felipe Schlack Muñoz
Presidente CChC Concepción
Cámara Chilena de la Construcción

Este sábado el Presidente Piñera incluyó el proyecto Metro para Concepción en su cuenta pública. Una mención que no dejó indiferente a nadie por estos lados, y que, ante todo, refuerza que con unión ciudadana y liderazgo local sí se pueden conseguir grandes cosas.

Si bien el anuncio genera un grado de confusión respecto a tiempos, plazos y alcances del Metro, son varias las señales positivas que se van juntando a favor de tener un sistema de transporte de mejor calidad.

Primero fue el anuncio de la llegada del sistema de transporte Red, que con 25 buses eléctricos reforzarán la conectividad de nuestra ciudad. La electromovilidad comienza a instalarse con fuerza, y eso sin dudas es bueno y necesario. La paulatina retirada de los combustibles fósiles es un desafío país, sobre el cual parece haber un consenso cada vez más sólido. En ese sentido, si bien son pocos buses versus el total de micros tradicionales del Gran Concepción (1.800), es una buena señal de modernidad y sustentabilidad.

También es una buena señal para la inclusión, pues estos buses dispondrán de un mejor estándar, de “accesibilidad universal”, según explicaron. Inclusión que en nuestro sistema actual se mantiene al debe, con barreras vigentes para personas con capacidades diferentes, adultos mayores y otros grupos vulnerables.

Qué bueno que el transporte se tome la agenda pública. No obstante, no podemos tampoco dejar de lado el sentido de urgencia de retomar la discusión de fondo, que nos invita de una buena vez a abordar el presente y futuro del sistema macro de transporte público del Gran Concepción.

Ya hemos dicho que todo sistema eficiente debe contar con tres pilares: buses, vías y metro. Los buses deben seguir mejorando, lo que pasa por no dilatar más la licitación pendiente desde 2005; en vías, estamos en buen pie con nuestros corredores exclusivos; mientras que respecto al Metro, el anuncio presidencial es positivo, pero requiere de una pronta bajada comunicacional y política. Debe definirse cuándo se tomará la decisión o no de financiar su estudio de pre-factibilidad, por ejemplo.

Concepción debe discutir ahora qué sistema quiere tener, qué le quiere ofrecer a sus ciudadanos, entre ellos habitantes de la periferia, tercera edad y generaciones futuras. Fomentar la electromovilidad y robustecer el Biotrén es muy bueno, pero si nos quedamos solo con eso seguiremos sin atender la necesidad de un traslado eficiente por los grandes atractores de público de las comunas del Gran Concepción, que son el sector mall-aeropuerto y el centro de la capital penquista (universidades, hospital, terminal, centro financiero, barrio cívico, etc.).

Si el Metro comprometiera este año recursos para estudios de pre-factibilidad, podría inaugurarse en 10 años. Postergar la discusión sobre financiar o no este estudio tiene efectos: más se atrasará una posible construcción, que ya demorada, una vez inaugurado el Metro enfrentaría un panorama radicalmente distinto a cuando fue diseñado.

El compromiso presidencial con el Metro ya está encima de la mesa. Por eso la discusión debe ser ahora, dimensionar su rol como eje de un futuro sistema, socializando sus alcances técnicos con todos los actores posibles, medir sus pros y contras de cara a la ciudadanía y definir una agenda clara para avanzar.

Etiquetas