Opinión

UdeC cien años: Privada, pública, regional o ciudadana

Por: Diario Concepción | 18 de Abril 2019
Fotografía: Diario Concepción.

Danny G. Monsálvez Araneda
@MonsalvezAraned

En el marco del centenario de la Universidad de Concepción, vale la pena seguir preguntándose sobre el rol histórico que tiene y ha tenido nuestra casa de estudios. Lo planteamos desde un punto de vista histórico, no jurídico o legal. En ese sentido, para un porcentaje importante de personas, la UdeC es una institución privada, pero con un inobjetable compromiso público; es decir, con los temas país, que dicen relación con el colectivo o la sociedad en su conjunto.

Otros han planteado que estaríamos en presencia de una UdeC ciudadana, sin embargo, difícilmente se podría utilizar aquella denominación, especialmente cuando en sus orígenes, la Universidad no fue producto de un movimiento ciudadano a gran escala, más bien fue la visión y compromiso que adquirieron ciertos sectores mesocráticos ilustrados y la elite penquista. Además, por aquellos años la ciudadanía, mejor dicho la población en general estaba más preocupada de cómo poder afrontar los problemas de la llamada cuestión social. De ahí, entonces, que hablar de Universidad ciudadana, puede parecer una equivocada lectura para su etapa fundacional y los años posteriores.

Ahora, el concepto de Universidad regional, pareciera se aproxima más a lo que ha sido la institución en estos cien años de existencia; pero el concepto de región visto no desde una perspectiva geográfica o administrativa, sino más bien epistémica, como un espacio geo-epistémico que incluye lugares físicos, pero también sitios no materiales e imaginarios. En ese sentido, la UdeC vista como y desde la Región ha contribuido al país a través de diversas iniciativas, proyectos, actores, creadores e intelectuales, lo cual se puede sintetizar y proyectar por medio de un lenguaje (los valores de la laicidad), un ambiente o medio (la idea de comunidad) y un pensamiento/conocimiento (la idea del pensamiento crítico y creación del conocimiento).

En consecuencia, resulta difícil poder encasillar a la Universidad en un sólo tópico o esquema, precisamente porque la idea de una Universidad completa y compleja como la nuestra comprende un todo, un conjunto de valores, principios y acciones que no solamente se articulan en armonía o consensos, sino también en permanente tensión y conflicto; lo cual, precisamente, viene a constituirse en la esencia de ese compromiso público con valor (identidad) regional.

Etiquetas