Opinión

Poder estar al lado y no ser visto

Por: En el Tintero | 14 de Abril 2019

No ha sido la primera ni la última tragedia de este tipo en EE.UU, tendría secuelas en varias partes, todavía no nos ha tocado, pero podría ser. Elliot Rodger, de solo 22 años, mató a seis personas en Santa Bárbara, California, hirió a 13 y se suicidó de un tiro en la cabeza después de colisionar su automóvil al huir de la persecución policial.

Su padre era asistente de dirección en Hollywood. Elliot había grabado un vídeo en YouTube, en el cual explica su frustración al no haber sido querido por ninguna mujer y en el cual expresa su desprecio por la sociedad en su conjunto, su acción la definió como “el Día de la Retribución” El coche con el que fue al colegio para matar al que se pusiera por delante era un BMW de alta gama.

Sus compañeros y conocidos lo describieron como alejado, de difícil trato. Como siempre, nadie pudo haber pensado que sería un asesino de esa magnitud, menos su familia, o su padre, si es que estuvo de este muchacho lo suficientemente próximo. Aparentemente Elliot parecía tenerlo todo, menos afecto. No importa el mayor detalle, sus vinculaciones familiares o el estado de su salud mental, lo relevante es que estuvo solo, hizo lo que hizo y no hubo quien se diera cuenta por lo que estaba pasando.

Seguramente no es una historia insólita, se puede aludir a situaciones propias de EEUU, pero no es así, hay otros que atentan contra sí mismos, o actúan en revancha, solo que con otras consecuencias, tal vez menores, menos dramáticas, muchos jóvenes que parecen tenerlo todo, no tienen lo que más les hace falta, afecto, interés, solo que hay que estar cerca de ellos para darse cuenta.

PROCOPIO

Etiquetas