Opinión

Corazón siderúrgico

Por: Diario Concepción | 11 de Abril 2019

Este mes será bastante significativo para Siderúrgica Huachipato, porque volverá a operar su Alto Horno N° 2, después de 5 años sin uso. Y se da en el momento preciso, justo cuando se produce una falla que obligó a detener al longevo Alto Horno N° 1. Si no se hubieran aprobado los fondos para su reparación hace un año, posiblemente, el escenario hoy sería bastante más catastrófico para una firma que en 2020 cumplirá 70 años y que lleva una década luchando por sobrevivir en escenarios de crisis.

Sin duda, la entrada en funcionamiento de este segundo corazón del proceso siderúrgico será un golpe anímico importante para los trabajadores de la Compañía.

En un escenario tumultuoso, esta no ha sido la única buena noticia. El año pasado se logró un fallo importante de la Comisión Nacional de Distorsiones, que concedió antidumping contra las barras de molienda de siderúrgicas chinas, la que este año con seguridad será renovada. También, se está solicitando a la comisión, aplicar un antidumping a las bolas para molienda chinas, medida que paradojalmente podría no ver la luz no por presiones extranjeras, sino porque la industria minera nacional se ha mostrado contraria a que se aplique una medida que le subiría los costos.

No hay duda que los trabajadores y ejecutivos de la Compañía (los que van quedando) están dando batalla para tornar cada vez más eficiente el proceso, un desafío que raya en lo épico dada las características de una planta de mediados de siglo XX. Lo que se echa de menos ahora es un apoyo más visible y comprometido de la comunidad, autoridades y representantes, para que Huachipato pueda competir en condiciones justas y para que en Santiago no olviden ni por un segundo la importancia estratégica y social de una empresa como ésta para la Región del Bío Bío.

 

PIGMALIÓN

Etiquetas