Opinión

Patricio Rubio, con mayúsculas

Cuatro tantos en Copa Libertadores, jornada inolvidable para un tipo mirado en menos desde Santiago y ninguneado por todos los seleccionadores chilenos. A los 29 años, sigue pidiendo su oportunidad a base de goles.

Por: Paulo Inostroza | 11 de Marzo 2019
Fotografía: Agencia UNO

No había marcado ningún gol oficial desde que llegó a la UdeC. El club había intentado años antes con Escobar, Pineda y una serie de extranjeros olvidables y parece que la maldición se repetía: no hay caso con el “9”. El “Pato” se hacía el tranquilo, sonreía medio nervioso. Bueno, al hombre siempre se le ve sonriendo, como si estuviera tramando algo. Y le gustan los partidos grandes, qué duda cabe. Con los de Santiago, con los equipos de afuera. Sporting Cristal estaba hecho para él.

Rubio tiene 29 años y más de 130 goles en su carrera. Por números, uno de los delanteros más confiables del medio, pero en la “U” lo trataron de gordo y esta temporada también fue mirado en menos desde la capital. En la “Roja” ni hablar: apenas 2 partidos desde que Borghi lo citaba en calidad de invitado. Detrás de Vargas y Sánchez siempre es tuvo difícil, pero hay otros que tuvieron muchas más oportunidades y jamás se destaparon. El “Pato”, siempre medio tapado.

Se formó en Colo Colo, pero hizo el camino más que largo pasando por préstamos a Ñublense e Iberia, sin dar ni luces de crack. Se destapó recién en Tercera, pero subió y subió de división y calidad a punta de goles. Nada más. Y como buen goleador, sabe que las sequías son normales, aunque desde afuera el mundo te apunte.

Pero Rubio estaba tramando algo. Esa noche del 5- 4, brillaron Droguett y Orellana, pero todos se acordarán solo de su apellido. Del zurdazo arriba, de la volea furiosa para su tercer gol y del tanto del triunfo para cerrar uno de los partidos más memorables que recuerde esta zona. En el podio, junto a otras hazañas coperas. Rubio vio las cámaras y sonrió de nuevo. Mañana será el malo otra vez, pero en las grandes póngale fichas. Seguro que cobra.

Etiquetas