Opinión

Las lenguas que desaparecen

Por: Procopio | 01 de Febrero 2019

Según los expertos, en el mundo existen unas seis mil lenguas, de las cuales, según la Unesco, 2.465 están en peligro de desaparecer, es decir, cuando se retira del escenario el último hablante como lengua materna. Se extinguen por varios motivos, sobre todo, porque las desplazan otras dominantes o consideradas de mayor prestigio.

Desaparecen por miles, como el andoa y al tetete, de la Amazonía. Se encuentran en peligro crítico el zápara y el sia pedede, de Ecuador. El wintu, una lengua indígena de California; o el siletz dee-ni, de Oregón; o el amurdak, una lengua aborigen del Territorio del Norte australiano. Las lenguas muertas de Chile: Cacán, Chono, Kunza y Selk’nam, a lo mejor con sus propias imágenes de historia y mitos, han dejado de estar y esa ideas se han perdido para siempre.

Muchos de nosotros ni siquiera sabíamos de la existencia de muchas de estas lenguas y menos escucharlas en alguna parte, pero son ciertamente parte del patrimonio cultural y perderlas significa perder una cultura y lo que ésta implica: cosmovisiones, conocimientos medicinales, poesía y, seguramente, muchísimo más.

Según el aforismo del lingüista Max Weinreich, “una lengua es un dialecto con un ejército”. Lo que no dijo es que hay ejércitos mejor equipados que otros. Hoy cualquier lengua con una televisión y una moneda está en condiciones de llevarse por delante a las que carecen de esos medios, o de la cultura suficiente como para defender lo que es propio, aunque no sea con igual dosis de glamour. Por otra parte, se inventan cosas, inclusivas o no, para dejar la lengua convertida en un amasijo, otra linda manera de decirle adiós.

PROCOPIO

Etiquetas