Opinión

Semana de la Pyme: Reconociendo al corazón del desarrollo de Chile

Por: Diario Concepción | 27 de Noviembre 2018
Fotografía: Diario Concepción

Mauricio Gutiérrez,
seremi de Economía de la Región del Bío Bío

Quienes tienen una Pyme, saben que la palabra rendirse simplemente no está en su vocabulario. Hombres y mujeres con sueños, pero sueños que son capaces de convertir en realidad, pues muchas personas tienen ideas, pero solo algunas deciden hacerlas, y esa sí que es la GRAN diferencia.

En la reciente semana de la Pyme, el Presidente Piñera manifestó que “Las Pymes son la columna vertebral, el alma, el espíritu de nuestro país”. A esto le agrego el corazón, sí, corazones de hombres y mujeres que no hacen castillos en el aire, emprendedores e innovadores que sueñan su proyecto para sacar adelante a sus familias y a un país que tanto los necesita.

Y es que en cifras, los emprendedores del Bío Bío tienen una importante representación, pues de las 100.292 empresas ubicadas en la Región, el 99,3% son empresas de menor tamaño, en donde el 79,5% corresponde a la micro empresa, el 17,8% a la pequeña y el 2,1% mediana empresa.

Es por esto, que el Gobierno se ha comprometido con robustas políticas públicas como el proyecto de Ley de Pago a 30 días, la Modernización Tributaria, la Oficina de Productividad y Emprendimiento Nacional, los programas “Digitaliza tu Pyme” y “Chile emprende”, entre otros. Pues los nuevos emprendimientos siguen creciendo y en lo que va del año 2018 ya se han creado 6.166 nuevas empresas a través de “Tu empresa en un día”, lo cual representa un incremento de un 16% en comparación con el mismo período del año 2017 (enero –agosto).

Respecto a la contribución al empleo, en la Región de Bío Bío el n° total de ocupados supera las 904 mil personas, en donde el 63,9% trabaja en una empresa de menor tamaño, particularmente el 38,5% lo realiza en una microempresa. Adicionalmente es importante resaltar que la Región del Bío Bío contribuye con el 11% del total del empleo nacional.

En esta semana de la Pyme, tuvimos una bella excusa para poner en su real valor atributos como la perseverancia, el trabajo duro, la tolerancia al fracaso y, por sobre todo, esa capacidad de soñar y hacer realidad los latidos que impulsan los corazones que se atreven a hacer más grande nuestro país.

Etiquetas