Opinión

Presupuesto II

Por: Diario Concepción | 12 de Octubre 2018
Fotografía: Diario Concepción

Jorge Condeza Neuber
@jorgecondezan

Se puede seguir con el error de llamar Fndr a todos los recursos de Inversión que decide una región, pero es bueno que se sepa que este solo representa el 45% del reparto inicial y que hay otros fondos relevantes como el FAR que refleja el famoso espejo del Transantiago, los fondos de transferencias regionales que administran las provisiones y los Fondos de Convergencia. Y es bueno que las autoridades también lo sepan ya que así se puede ir a discutir a la capital con datos ciertos y sin errores conceptuales tan graves.

Para el año 2019, el Fndr cuenta con 522 mil millones de pesos que se reparten en un 90% entre todas las regiones mediante una formula establecida desde hace años y cuyos índices se recalculan cada dos . Hasta el 2017 teníamos 12,72% del Fndr y luego bajó a 12,3% para el 2018 y 2019. El otro 10% del Fndr se asigna en base a eficiencia regional (5%) y emergencias (5%).

Estando establecido en la ley y existiendo un reglamento que distribuye los fondos aprobados en base al DS 132/2007, pedir más Fndr para una región es un error, salvo que el cálculo de asignación este mal realizado. Y eso es, lo que al parecer aquí ocurrió.

Considerando la suma total de recursos, incluyendo 57.995 millones de Fndr, Bío Bío y Ñuble están recibiendo la cantidad correcta ( 118,9 mil millones el 2019 superior a los 113 mil del 2018) y que sigue siendo la más alta de Chile; pero los datos indican que la distribución intra-regional está mal calculada ya que este 41/59 no se explica en ningún parámetro conocido e incluso no guarda relación con los datos de pobreza de la Casen 2015 usada para este reparto. Este error se reitera en el reparto del FAR y en los fondos de Convergencia. Cierto que para 2020 esta fórmula cambiará y nueva Bío Bío recuperará lo que ahora esta perdiendo injustamente con Ñuble ya que las demás regiones tendrán que aportar; pero la distribución 2019 debe cambiarse.

Usando la metodología actual, la cifra correcta de reparto es un 65,3% de los recursos a Bío Bío y no el 59% fijado por la Subdere. Sólo ese eventual error entregaría entre 6000 y 7500 millones extras a Bío Bío. Si se aplica la regla a todo el país, es decir se reconoce la nueva región en el calculo del 2019, Bío Bío obtendría 13.500 millones extras como mínimo.

Por lo tanto, hay que concentrarse en asuntos prácticos: Uno: Pedir a Subdere los cálculos para repartir 41/59 ya que si usan parámetros inadecuados el asunto debe revertirse. Dos: definir una meta que capture mínimo el 15% de las provisiones a repartir, que suman 202 mil millones pero donde Bío Bío tiene acceso a 106 mil. Tres: Reclamar fuertemente por el escuálido 1,2% de incremento para todas las regiones ya que eso también es parte del problema. Y cuarto, que se sumen otros actores como las Facultades de Economía de las Ues locales que puedan estudiar las cifras y entregar informes con los cuales ir a dar la pelea.

Etiquetas