Opinión

Memoria y DD.HH.: Una deuda pendiente desde la educación

Por: Diario Concepción | 13 de Septiembre 2018
Fotografía: Cedida

A 45 años del golpe de estado se hace necesario reflexionar sobre el pasado y su sentido en el presente, el que indudablemente no puede abordarse si no lo es desde un enfoque en derechos humanos.

Ciertamente hablar hoy del golpe de estado en Chile, es para muchos volver al pasado, a un pasado que incomoda y que no quisieran volver a recordar, en cambio para muchos otros es un momento de su historia doloroso y que a diario recuerdan por la ausencia de sus seres queridos que ya no están.

La memoria histórica cobra aquí un lugar especial, entendiendo por esta como “la expresión y recuperación de momentos fragmentados de hechos ocurridos en un periodo determinado” (Cayo,I. 2012), esto visto desde una historia reciente y bajo el contexto de violaciones a los derechos humanos ocurridas en Chile durante la dictadura cívico – militar.

El ministerio de educación hace referencia a la importancia del trabajo en torno a los derechos humanos, planteando que “la educación puede desempeñar un papel clave en la prevención del genocidio, proporcionando un marco para abordar las situaciones de violencia en el pasado, al mismo tiempo que se promueven los conocimientos, las capacidades, los valores y las actitudes que fomenten la prevención de la violencia con respecto a determinados grupos de personas en las sociedades actuales”. (Mineduc, 2016). Desde aquí se puede desprender el propósito del trabajo en torno a la memoria y las violaciones a los DD.HH., el que tiene como fin último el que “nunca más” hechos de este tipo vuelvan a ocurrir.

Naciones Unidas , el año 2012 promulga una declaración sobre educación y formación en materia de derechos humanos, en la que el énfasis esta puesto en la promoción universal y efectiva de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales, contribuyendo así , entre otras cosas, a la prevención de los abusos y violaciones de los derechos humanos.

Cabe entonces preguntarse, ¿Cómo se aborda la enseñanza de la memoria histórica en torno a las violaciones de los derechos humanos en nuestro país?

Para responder a esta interrogante se debe citar el estudio que realiza el Indh durante el año 2013, donde elaboran un diagnóstico de la inclusión de la educación en derechos humanos en el sistema escolar chileno. Primero se debe señalar que el curriculum oficial sí brinda la posibilidad de abordar esta temática, en sexto año básico en la asignatura de Historia, Geografía y Ciencias Sociales , donde se aborda desde manera indirecta y luego en segundo y tercero medio, donde si existe la posibilidad de abordarlo a través de objetivos de aprendizaje, sin embargo los aspectos clave que involucra el trabajo con la memoria histórica como reconocimiento de las violaciones, redignificación de las víctimas, injustificabilidad de las violaciones y garantías de no repetición están casi ausentes.

El reconocimiento a las violaciones se trabaja de manera explícita, los otros aspectos solo se ven de forma indirecta y muy aislada, por lo que existe una escasa garantía de no repetición esto por un débil tratamiento de la injustificabilidad.

Por otro lado está la dificultad que les significa a muchos docentes tener que abordar la enseñanza de la historia reciente en torno a la dictadura y las violaciones de los derechos humanos, una investigación realizada por Toledo, Venero y Magendzo (2013) señala que en Chile cuando los profesores de historia enseñan el golpe de estado y la dictadura militar temen a no ser objetivos, temen el eventual conflicto con la autoridad local y las familias que piensan distinto a lo que se enseña y tienen la experiencia de haber sido acusados de políticos al abordar el tema.

Si bien es cierto existe la posibilidad de abordar esta temática desde un Curriculum oficial no podemos desconocer que desde la cultura popular la memoria en torno al golpe de estado y sus consecuencias si están presentes, las que cobran un mayor significado cuando nos permite conocer los hechos ocurridos en nuestro entorno familiar y local, experiencias y enseñanzas que se vuelven significativas para nuestros niños, niñas y jóvenes, donde el recuerdo y la memoria cobran un sentido especial, recordar se vuelve un acto de justicia y de enseñanza para que nunca más hechos como los ocurridos en nuestro país vuelvan a suceder.

Y en el marco de eso, los profesores y futuros profesores, tenemos un rol sumamente relevante, el que como Universidad de Concepción Campus Los Ángeles, estamos muy conscientes de la importancia de asumirlo.

Lorena Segura Inostroza
Profesora de Historia y Geografía.
Jefa de Carrera Educación Básica
Universidad de Concepción,
Campus Los Ángeles

Etiquetas