Opinión

El papel que juega el hierro en la dieta

Por: Diario Concepción | 03 de Septiembre 2018
Fotografía: Referencial

Josefa Rivera Stuardo
Académica de Nutrición y Dietética
Universidad San Sebastián

La anemia es definida como la deficiencia en el tamaño o número de glóbulos rojos en la sangre, la que se evalúa clínicamente por la disminución de la concentración de hemoglobina y hematocrito. Esto genera una serie de síntomas reconocidos por la población como: fatiga, cansancio, falta de energía, piel pálida, entre otros.

Las anemias nutricionales son la causa más importante de anemia en la población mundial. Entre ellas encontramos las anemias por deficiencia de vitamina B12, ácido fólico y, la más prevalente, anemia por deficiencia de hierro. Se producen por el bajo consumo de alimentos que contienen estos nutrientes, por el aumento de los requerimientos en diversas etapas de la vida como la niñez o el embarazo o por la acción de sustancias que pueden inhibir su absorción.

Por lo tanto, para prevenir este tipo de enfermedades o para tratarlas, debemos tener en cuenta los principales alimentos que contienen hierro.

En la dieta encontramos dos tipos de hierro. Uno de ellos es el hierro hem, que tiene una alta biodisponibilidad y por ende presenta una mayor absorción en el organismo. Este se encuentra principalmente en alimentos de origen animal como carnes rojas, blancas, mariscos y huevos. Entonces, se recomienda incorporar este tipo de alimentos de manera diaria en los pacientes que deseen evitar o tratar la anemia. Cabe destacar que su absorción no se ve influenciada por factores dietarios.

Además, está el hierro no hem, que se caracteriza por estar presente en alimentos de origen vegetal, como verduras de hoja verde (acelgas, espinacas, brócoli), y en frutos secos, legumbres y cereales enriquecidos en hierro.

Para concluir, debemos considerar que el hierro presente en alimentos de origen animal no presenta ningún factor que inhiba su absorción en el organismo, a diferencia del que está en alimentos de origen vegetal. Por eso, idealmente deberíamos privilegiar el consumo de alimentos de origen animal para prevenir la anemia, y además consumir alimentos que contengan hierro vegetal, siguiendo algunas de estas recomendaciones para aumentar su absorción:

-Incluir frutas frescas o jugos de fruta y otras fuentes de vitamina C, por ejemplo, naranjas, mandarinas, limón.

-Consumir leche, queso y otros productos lácteos entre las comidas y no en las comidas, pues el calcio presente en estos alimentos inhibe la absorción de hierro.

-Separar el consumo de té o café de las comidas, al menos por dos horas.

-Consumir alimentos fortificados con hierro.

Para finalizar, no hay que olvidar que vivimos un mundo lleno de información en que las dietas de moda u optar por un estilo de vida que requiere adaptar la alimentación puede traer consecuencias para la salud.

Es de suma importancia asesorarse con un profesional del área de la nutrición. Esta recomendación es válida sobre todo para las personas que optan por estilos de vida vegetarianos o veganos, quienes requieren suplir aquellos micronutrientes necesarios para el organismo, que nos entregan los alimentos de origen animal.

Etiquetas