Opinión

Empleo en la Región del Bío Bío

Por: Diario Concepción | 02 de Junio 2018
Fotografía: Diario Concepción

Jorge Porter Taschkewitz
Ingeniero Comercial UdeC

Las cifras de empleo nacional, de la Región Metropolitana y de la Región del Bío Bío publicadas el 31 de Mayo y que corresponde al trimestre febrero – abril 2018 muestran tendencias diversas.

A nivel del país, el porcentaje de desocupación total se mantiene en un 6,7% igual al mismo trimestre del año anterior. Separado en mujeres y hombres, en los últimos 12 meses, la desocupación de las mujeres subió de 7,4% a 7,7%, en cambio la desocupación de los hombres bajó de un 6,1% a un 6,0%.

A nivel de la Región Metropolitana, la desocupación total bajó de 7,1% a 6,8%, pero con un aumento en la desocupación de las mujeres de 7,4% a un 7,9%, mientras la desocupación de los hombres bajó de 6,9% a un 6,0%.

En nuestra región, la desocupación total subió de un 6,6% a un 7,5%, con una leve alza en la ya alta desocupación de las mujeres de 8,3% a un 8,4%, y en el caso de los hombres la desocupación subió de 5,5% a 6,8%.

En la Región del Bio Bío, la ocupación por Cuenta Propia aumenta tanto en hombres como en mujeres, 8.670 y 13.690, respectivamente.

Respecto a las diversas ramas de actividad económica en nuestra región, de las 21 ramas que se considera, 15 ramas tuvieron bajas en la ocupación, desde 12.710 trabajadores en la agricultura hasta 10 personas en actividades inmobiliarias. En las otras 6 ramas hubo aumento de la ocupación desde 7.670 trabajadores en Transporte y almacenamiento y 7.610 trabajadores en Enseñanza hasta 510 trabajadores en Comercio.

La tasa de ocupación informal en la Región para el trimestre llegó a un 31,5%, se entiende por ocupación informal a “todos los trabajadores dependientes que carecen de acceso al sistema de seguridad social (Pensión y Salud)”.

Casi 1 de cada 3 trabajadores está en esa condición, lo que es más grave aún si consideramos que el concepto Ocupado se define como “todas las personas en edad de trabajar, que durante la semana de referencia, dedicaron al menos una hora a alguna actividad para producir bienes o servicios a cambio de una remuneración o beneficios”.

Mientras no asumamos esta realidad como sociedad y pongamos todo nuestro empeño en la creación de trabajos de calidad y bien remunerados, de dar acceso a una capacitación oportuna y de excelencia, seguiremos marcando el lento paso en la pobreza, con pensiones bajas, con desigualdad que aumenta la desazón y la desesperanza de muchos chilenos que viven en esas condiciones.

Con menos optimismo podremos afrontar el desafío de los empleos del futuro que nos va a pasar por arriba. Debemos actuar en paralelo sobre estos dos frentes, el de los trabajos actuales y el de los que ya asoman, en un real desafío a nuestra capacidad y productividad.

Etiquetas