Opinión

Más viajes

Por: Diario Concepción | 06 de Abril 2018
Fotografía: Diario Concepción

Jorge Condeza Neuber
@jorgecondezan

Existe todo un movimiento al interior del Gobierno Regional denominado internacionalización de la Región, algo que en ámbito empresarial no está limitado a solo vender productos a distintos países del mundo, sino que a desarrollar otras actividades propias de la empresa, fuera de las fronteras.

He vendido productos locales en decenas de países y visitado ferias y participado en varias misiones con la ayuda de Prochile, y debo ser muy honesto, no entiendo esto de internacionalizar nuestra región, sobre todo sabiendo que exportaciones rondan los USD5000 millones al año, en muchos rubros diferentes, desde pescados y crustáceos congelados, pasando por celulosa, molduras y tableros y, ahora último, vino, arándanos o cerezas. ¡Y llevamos décadas haciéndolo!

Entre las variadas explicaciones, las autoridades dicen que quieren una Región “abierta al mundo”, a pesar de que desde el 90 creció el comercio exterior en cifras inimaginables y Chile firmó TLC con casi el 60% del mercado mundial, convirtiéndonos en una de las economías más abiertas al mundo. Y tenemos a Prochile,  la Direcon y ahora último InvestChile justamente para aumentar las exportaciones y difundir al país como un buen destino donde invertir.

Efectivamente si queremos atraer inversiones y aumentar exportaciones, debe haber incentivos, y que los empresarios viajen o que los clientes sean invitados a ver plantas y procesos es lejos lo más rentable. Pero se prefirió gastar $900 millones en el Bío Bío Week, una actividad de una semana en China para 70 personas, unos 40 empresarios y cerca de 30 autoridades y funcionarios públicos;  o un estudio que costará 33 millones, denominado: “Estudio de línea base y consolidación de información existente para el levantamiento de la política de internacionalización y generación de la hoja de ruta en materia de internacionalización para la Región del Bío Bío a través de un proceso colaborativo y de participación activa”. Entender el título es la primera barrera para postular, en un trabajo que perfectamente podrían hacer profesionales del aparto público de Corfo, Prochile y del Gore.

En los 32 años que llevo en el comercio exterior he visto como las autoridades viajan a destajo, con viáticos de 300.000 pesos diarios y sin tener que rendirle cuentas a nadie. Vi pasajes de avión caros y vi viajes que solo significaron vacaciones pagadas incluyendo uno en que cuatro cores viajaron a un encuentro de teenagers.

Si queremos más inversión extranjera en la Región y fortalecer nuestras exportaciones no intentemos descubrir la pólvora. Se necesita coordinar las instituciones que ya tenemos y focalizar los esfuerzos y recursos en las acciones que entregaran rentabilidad. El resto, y lo digo respetuosa pero firmemente, parece ser solo una excusa para seguir viajando gratis.

Etiquetas