Opinión

Inmigraciones Inteligentes

Por: Diario Concepción | 03 de Abril 2018
Fotografía: Diario Concepción

Pamela Espinosa B.
Psicóloga. Coach Profesional Pontificia Universidad Católica de Chile.
bac.cafeconcepcion@gmail.com

Chile, es uno de los países de Latinoamérica en el cual más han crecido sus tasas de inmigración.

¿Cómo estamos viviendo los chilenos este proceso? ¿Tenemos un aparataje social, político, económico, legal y cultural desarrollándose para planificarlo adecuadamente? ¿Estamos realizando ejercicios como estimar el presupuesto que puede requerir una ciudad para el proceso migratorio?

Planificar a través de las Municipalidades, para realizar un proceso de inmigración exitosa en nuestro país y en las ciudades en las que cada uno de los chilenos vivimos es absolutamente necesario para ahorrarnos problemas que pueden surgir en el futuro. ¿Qué han hecho los países que han realizado inmigraciones exitosas en el mundo? Sistemas de puntos como en Canadá, acceso a servicios básicos sólo mediante Visa como en Australia, sistemas de inmigración tecnológica como en EE.UU., etc.

En Australia, por ejemplo, el migrante tiene acceso a servicios básicos solo si posee visa. Además, consideran dos categorías de inmigrantes: humanitarios (por razones de hostigamiento, persecución o vulneración de derechos humanos), o estudio y trabajo (siendo selectiva). El ex embajador en Australia, Jorge Tarud, comentó recientemente a La Tercera que las autoridades canalizan la migración a través de un sistema de cuotas.

“Lo miden según su capacidad económica y a su capacidad, precisamente, de poder conferirles todos los beneficios que tienen que recibir los inmigrantes al igual que recibe la gente del país”, precisa.

En el caso de Canadá, el Dictuc reporta que los extranjeros irregulares pueden acceder a los servicios públicos, pero no de forma gratuita. Temas como analizar el presupuesto que el gobierno y cada ciudad puede contar para otorgar trabajo y recursos a los inmigrantes, son fundamentales si queremos hacer bien las cosas. Necesitamos aprender como ciudadanos, trabajadores, empresarios y empleadores a relacionarnos bien con el proceso migratorio.

Etiquetas