Mundo

Senado argentino rechaza proyecto de despenalización del aborto

Por: La Tercera | 09 de Agosto 2018
Fotografía: La Tercera

Tras una maratónica jornada de debate, el Senado de Argentina votó esta madrugada el proyecto por la despenalización del aborto. Luego de las intervenciones de los legisladores, con 59 oradores inscritos, los pronósticos se cumplieron y la balanza se inclinó hacia el rechazo de la ley, con 38 parlamentarios en contra de la iniciativa, 31 a favor, dos abstenciones y una ausencia.

Sin embargo, los promotores del texto aprobado el pasado 14 de junio en la Cámara de Diputados, insistían en un plan de emergencia para salvar el proyecto de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

A las afueras del Congreso, el contraste era total entre manifestantes con pañuelos verdes y celestes, a favor y en contra del aborto, respectivamente, quienes sacaban cuentas de los escenarios y el rumbo político que podría tomar el polémico proyecto.

El rechazo de la iniciativa presentada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, que buscaba la interrupción voluntaria del embarazo hasta la 14 semana de gestación, hace que esta solo pueda volver a ser presentada después del 1 de marzo de 2019, tras el inicio del nuevo período legislativo.

En el tramo final del debate en el Congreso, cobró visibilidad la intervención de la senadora por Buenos Aires y expresidenta de la República, Cristina Fernández, quien, tal como había anunciado, materializó su cambio de opinión a favor del proyecto sobre interrupción del embarazo. “Voté por la vida cuando votamos contra las leyes de punto final”, dijo, y agregó: “defiendo la vida cada vez que voto contra políticas económicas que significan que la gente esté peor”. Sobre el giro en su punto de vista, la exmandataria aseguró que, “si quieren saber quiénes me hicieron cambiar de opinión, fueron las miles y miles de chicas que se volcaron a las calles (…) verlas describir la realidad de una sociedad patriarcal nos debe colocar a todos en un lugar distinto”.

Reforma al Código Penal

Los principales medios alrededor del mundo siguieron de cerca un debate reñido e histórico en Argentina. Todo en el marco de una acontecida semana en el país transandino, tras la explosión del “caso de los cuadernos de las coimas” y de la sentencia contra el exvicepresidente de Cristina Fernández, Amado Boudou.

Aún así, desde la Casa Rosada no quisieron quedar fuera de la contingencia y rápidamente anunciaron que ante un hasta entonces eventual y ahora verificado rechazo, incluirían la despenalización de la mujer en la interrupción voluntaria del embarazo en el proyecto de reforma al Código Penal que se enviará este mes al Congreso.

“No importa cuál sea el resultado (de la votación), ganará la democracia”, insistió desde temprano Macri, tomando distancia de los encontrones al interior del Senado, luego de haberse mostrado desde un principio “en defensa de la vida”.

De esta forma, la alternativa de un avance acotado de la iniciativa en el Código Penal será analizado dentro de las próximas horas por el Ejecutivo. Al mismo tiempo, funcionarios a favor de la legalización del aborto, buscaban consensos sobre los caminos a seguir.

“En la opinión pública el tema está bastante disputado, como pasa en casi todos los países. La sociedad está dividida en dos, pero esto tiene particularidades regionales”, dijo a La Tercera el analista político argentino Julio Burdman. Además, según el experto, “en los próximos días se van a generar discusiones sobre las implicancias para ganadores y perdedores. Pero tratarlo en un año de elecciones presidenciales da otro contexto político”.

Las polémicas y altercados no estuvieron ausentes de la sesión por el aborto en el Senado. Previo al debate, hubo un escándalo en el recinto porque no se le permitió el ingreso a un grupo de diputadas que votaron a favor del proyecto.

Además, con micrófono abierto, se escuchó a la vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti, lanzar una serie de groserías contra un parlamentario que había intervenido en la sesión. “Es un pelotudo, que no rompa las pelotas”, dijo.

Etiquetas