Mundo

PPK se queda corto con su “gabinete de la reconciliación”

Por: La Tercera | 11 de Enero 2018
Fotografía: La Tercera

¿Le alcanzará a Pedro Pablo Kuczynski con el cambio de ministros que finalmente concretó este martes? Esa era la pregunta que muchos se hacían en Perú, tras el juramento del llamado “gabinete de la reconciliación”. Sin embargo, parte importante de los analistas y observadores limeños coinciden que el cambio de gabinete no será suficiente para aplacar la ola de descontento y la debilidad de PPK tras el indulto que le dio a Alberto Fujimori.

Aunque con el cambio de gabinete el Presidente peruano busca una suerte de “nuevo impulso”, la transformación no es muy profunda. De hecho, como primera ministra y jefa del Consejo de Ministros continuará Mercedes Aráoz, cuestionada porque en su momento rechazó el indulto a Fujimori, pero luego tuvo que salir a defenderlo. Según el analista Fernando Tuesta, “Meche” Aráoz “estuvo insatisfecha con las versiones de PPK sobre sus vínculos de sus empresas con Odebrecht” y que lo tuvieron al borde de la destitución. “El indulto a Fujimori no significa impunidad”, ha dicho Aráoz. El problema para PPK es que la mayoría piensa que el indulto fue la moneda de cambio para evitar su inminente destitución por “incapacidad moral permanente” que se votó en el Congreso a fines de diciembre.

De los 19 ministros que componen el gabinete peruano, 11 se mantuvieron en el equipo. Entre las nuevas cartas figura la nueva ministra de Relaciones Exteriores Cayetana Aljovín, quien reemplazará a Ricardo Luna. Aljovín, de 51 años y sin experiencia en política exterior, se desempeñaba como titular de Energía y Minas. También fue ministra de Desarrollo e Inclusión Social. Todo, en apenas un año y medio, en una suerte de “comodín” de PPK.

Al mismo tiempo, en Defensa asumió Jorge Kisic, un ex teniente general de la Fuerza Aérea; en Trabajo Javier Berreda, un aprista que de inmediato fue expulsado del partido de Alan García y en Cultura, Alejandro Neyra, ex director de la Biblioteca Nacional, diplomático y ex agregado cultural de Perú en la embajada en Chile.

De acuerdo con El Comercio, tras haber asumido en julio de 2016, el gabinete de PPK ha sido modificado en 19 ocasiones, “producto de renuncias, censuras, renovaciones y enroques”. De hecho, Fernando Zavala, a quien Kuczynski eligió como primer ministro, duró apenas dos meses.

“Queremos poner a un lado nuestras diferencias. Este gabinete representa la diversidad del Perú”, dijo el mandatario.

“Definitivamente a PPK no le va a alcanzar con este gabinete, porque la capacidad de convocatoria es propia de un gobierno desligitimado. No hay un acuerdo nacional ni ‘ancha base’”, señaló a La Tercera el analista y columnista de El Comercio, Carlos Meléndez. “No hay figuras políticas con peso propio”, agrega.

“Las condiciones de enfrentamiento político no cambian con el nuevo gabinete. El enfrentamiento seguirá”, señaló a este diario el analista peruano Luis Benavente.

Tras el indulto a Fujimori en Perú se comenta que a partir de ahora PPK será una suerte de “rehén” del ex Presidente y del partido fujimorista Fuerza Popular. Ello, porque la abstención de la bancada que responde a Kenji Fujimori sobre la vacancia lo salvó de una salida anticipada. Así, mientras al fujimorismo PPK le sea útil, lo mantendrá en el Palacio Pizarro. Además, el Presidente se echó encima a todo el antifujimorismo -que representa al menos a la mitad del país- que lo llevó al poder en 2016.

Otra tesis, que defiende el oficialismo, sostiene que la “jugada” de PPK provocó el quiebre en el fujimorismo, entre Kenji y su hermana Keiko.

Etiquetas