Deportes

Remo de la Región del Bío Bío fue clave para el récord chileno en Panamericanos Lima 2019

Terminó la cita continental, evento donde Chile tuvo su mejor actuación histórica con nuestra Región como protagonista gracias al aporte de sus bogadores. Las múltiples medallas permitieron que a nivel local también se marcara un hito en el torneo.

Por: Samuel Esparza | 12 de Agosto 2019
Fotografía: Mindep IND

A medida que vayan transcurriendo las horas, la Villa Panamericana se irá tornando silente. Atrás quedará la agitación provocada por ese mar de 6.700 atletas que compartieron ilusiones, sueños, nervios, alegrías y también decepciones.

Terminaron los Juegos Panamericanos de Lima 2019, la cita más importante del deporte continental que convocó a 41 delegaciones participantes en 39 deportes y 61 disciplinas. Dos semanas de alta competencia donde lucieron figuras de talla mundial y otros que se abren paso en el duro ambiente deportivo, todos con la motivación de bajar alguna medalla para su país.

En el caso de Chile -que dijo presente con 317 atletas en 39 disciplinas– se recordará como la edición que marcó su mejor rendimiento histórico, superando lo hecho en Argentina 1951, cuando se realizó la primera versión del certamen y donde había establecido una marca hasta ahora insuperable de ocho oros, 19 platas y 12 bronces.

El Team Chile se ubicó octavo en el medallero general de la competencia que tuvo a Estados Unidos, Brasil y México en el podio, seguido de Canadá, Cuba, Colombia y Argentina.

Una producción final de 50 medallas que se detallan en 13 oros, 19 platas y 18 bronces, le permitió al representativo nacional superar con largueza lo hecho en Toronto 2015, donde consiguió 29 preseas (cinco de oro, seis de plata y 18 de bronce). Y sellar también la mayor cantidad de metales totales de su historia, superando el rendimiento de Guadalajara 2011, que hasta hoy era el récord con 43 preseas (tres oros, 16 platas y 24 bronces).

Deportes que se lucieron

Fundamental para el éxito nacional fue lo hecho por el remo, que se consolidó como la disciplina más ganadora de estos juegos aportando con cuatro oros, dos platas y dos bronces.

Le siguió en importancia el atletismo, que destacó merced al oro de Gabriel Kehr en el lanzamiento de Martillo, las platas de Humberto Mansilla (en la misma especialidad) y Esteban Bustos (pentatlón moderno), y el bronce de Carlos Díaz (5.000 metros planos).

Al mismo nivel estuvo el patinaje, con el oro de María José Moya (contrarreloj), y las platas de Javiera San Martín y Hugo Ramírez (10.000 Metros Eliminación).

El ciclismo fue otro deporte que brilló de la mano de Felipe Peñaloza, campeón de la madison y bronce en omnium (pista), a quien se sumaron los especialistas en ruta, Martín Vidaurre (montaña) y José Luis Rodríguez (contrarreloj), ambos con bronce.

Tampoco se puede dejar de lado el hito del vóleibol playa con los primos Grimalt ganando el oro, lo mismo que Tomás González en la gimnasia artística (suelo); María Fernanda Valdés en las pesas femenino (categoría 87 kilos); la dupla de Nicolás Jarry y Alexa Guarachi en el dobles mixto del tenis; Thomas Briceño en judo (-100 kilos), y Joaquín González en el karate (-68 kilos).

Ignacio Abraham.

César Abaroa y Eber Sanhueza.

Felipe y Fabián Oyarzún, Roberto Liewald y Felipe Cárdenas.

Ocho remos masculino alcanzó el segundo puesto de la final del Panamericano.

Jocelyn Cárcamo.

Hermanos de elite

A nivel local, no cabe duda que el remo fue también el gran protagonista. Basta decir que en todas las medallas entregadas por la especialidad estuvieron presentes deportistas salidos del polo de desarrollo de San Pedro de la Paz, con excepción del single femenino donde la valdiviana, Soraya Jadue, fue bronce.

En este aspecto, el apellido Abraham sobresale con letras doradas gracias a lo hecho por los cuatro hermanos sampedrinos.

A la cabeza se ubicaron Antonia y Melita, que tras colgarse dos medallas de oro (dobles y cuatro pares cortos), se inscribieron en la historia grande del deporte chileno.

En el ámbito nacional, quedaron como las máximas exponentes del remo chileno en la cita continental, con una plata (Toronto 2015) y los dos oros de este año, superando al valdiviano Felipe Leal, quien ostenta dos oros (Santo Domingo 2003 y Toronto 2015) y dos bronces (Río de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011).

Mientras que en el plano local, se constituyeron como las deportistas más ganadoras de la Región del Bío Bío en la historia del evento continental. Antes que ellas, solo el atleta Daniel Pineda (salto largo) se había subido a lo más alto del podio.

Distancia que perfectamente pueden seguir aumentando dada su juventud (tienen 22 años recién cumplidos), sumado a que la próxima edición de los Panamericanos se realizará en Chile donde el remo tendrá como escenario la Laguna Curauma (Valparaíso), casa de la selección chilena de la disciplina.

Sus hermanos, Ignacio y Alfredo tampoco quisieron ser menos, logrando sus primeros metales panamericanos. El primero, con oro en el dos remos largos además de una plata en el ocho con timonel, misma prueba donde se consagró Alfredo.

Bío Bío y su remo de elite

La producción regional en la especialidad no se detuvo ahí, contando además con el notable desempeño de otras figuras salidas de San Pedro de la Paz.

Fue el caso de Felipe Cárdenas, que ganó el oro en el cuádruple masculino, a quien se sumó la medalla de plata de Joselyn Cárcamo en el doble ligero femenino, y el bronce de César Abaroa en la misma prueba.

No se puede dejar de lado a Marcelo Medina, que alcanzó la final B del par de remos cortos masculino.

Cometido que resaltó el seremi del Deporte, Juan Pablo Spoerer. “Queremos felicitar a nuestros seleccionados regionales que integraron el equipo chileno que logró una actuación histórica, fruto de su dedicación y el apoyo de sus familias y sus cuerpos técnicos. Nos sentimos orgullosos por ellos y queremos reiterar el apoyo absoluto que vamos a seguir brindando a sus carreras desde su casa que es Bío Bío, y la alegría que nos provoca haber apoyado sus carreras en nuestros polos de desarrollo”, subrayó la autoridad.

El director de la Federación Chilena de Remo, Christian Rondanelli, también se refirió a lo acontecido en Lima. “Esta es una actuación histórica, no recuerdo un deporte que haya entregado ocho medallas en unos mismos Juegos Panamericanos. Superamos largamente la mejor actuación que teníamos, que era de cuatro medallas, algo muy difícil dado el nivel de los deportistas que llegaron al torneo”, afirmó.

Rondanelli tuvo palabras para el deslumbrante rendimiento de los representantes de la Región. “Lo primero, es que 10 de los 23 integrantes del Team Chile de remo eran de la provincia de Concepción. Hablamos de que, por primera vez, la selección chilena adulta tuvo predominio de remeros penquistas en unos juegos en desmedro de Valdivia, y con un rendimiento increíble, aportando en todas las medallas de oro y en casi el 100% de toda la producción chilena”, aseveró.

“Lo mejor es que tenemos un equipo muy joven, con un promedio de 22 años en el caso de Concepción, por lo tanto, tiene mucha proyección incluso para los próximos Juegos Panamericanos de Santiago y los Juegos Olímpicos de 2024”, complementó.

Más alegrías en el agua

En el resumen, no se puede dejar de destacar lo hecho por la palista del Club Piragüistas de Laja, María José Mailliard, quien entregó las primeras medallas para la Región en Lima, con dos platas en la canoa de velocidad, confirmando que es una de las mejores del mundo en la especialidad.

Para aplaudir también fue la final conseguida por el santajuanino, Miguel Valencia en el kayak, y la semifinal de María Jesús Insunza en el slalom.

Paulina siempre responde

En el tenis de mesa, en tanto, Paulina Vega se consagró una vez más como la mejor exponente nacional. La sampedrina se multiplicó para alcanzar los cuartos de final en las categorías individual femenino, dobles mixto y dobles femenino.

Mientras que en el cierre, también se puede destacar a los pelotaris Julián González y Jesús García, que rozaron el bronce en el dobles del frontenis.

Los más destacados

En la cima por amplio margen, se erigió el remo. Los hermanos Melita, Antonia, Ignacio y Melita Abraham, junto a Joselyn Cárcamo, Josefa Vila, Felipe Cárdenas, César Abaroa y Felipe Lapostol participaron de las cuatro medallas de oro y tres de las cuatro preseas restantes que cosechó el equipo chileno.

María José Mailliard los secundó en el podio regional, con dos medallas de plata en el canotaje de velocidad. Paulina Vega, con tres cuartos de final en tenis de mesa (singles, dobles femenino y dobles mixto), también brilló.

Mención aparte merece Sebastián Pavez, integrante del Team Chile de balonmano que sorprendió logrando la medalla de plata.

Las grandes decepciones

Liderando la lista de los que quedaron en deuda en Lima 2019 está el atletismo, principalmente con lo hecho por la velocista Isidora Jiménez. La penquista no solo quedó eliminada en su debut en los 200 metros planos (única prueba que disputó), sino que también mostró un importante retroceso en su un crono (23,92 segundos), lejos de los 22,95 con que rompió el récord chileno en Toronto 2015.

Otro que se mostró muy por debajo de sus capacidades fue Daniel Pineda (oro en los Panamericanos de Guadalajara 2011), quien culminó último en el salto largo con una marca de 7,05 metros. En su defensa es válido decir que durante esta temporada ha sufrido varias lesiones.

Los que cumplieron

En canotaje, Miguel Valencia fue uno de los que cumplió en los Panamericanos de Lima 2019 tras acceder a la final del K1 200 metros, donde se ubicó quinto. María Jesús Insunza, en tanto, fue semifinalista del slalom.

En la pelota vasca, la dupla chiguayantina de Julián González y Jesús García cayeron en la disputa del bronce del frontenis ante Argentina.

Asimismo, en el squash, Max Camiruaga alcanzó los cuartos de final de la serie individual, con lo que selló también un buen cometido en el torneo.

Mientras tanto que en el remo, el deportista del Canottieri, Marcelo Medina alcanzó la Final B en el par de remos cortos.

Etiquetas