Deportes

Macarena Vergara, la arquera por accidente que sueña emular a Endler

Se inició como delantera, pero hoy brilla en la portería de la UBB y Fernández Vial. Una vida llena de esfuerzo tiene a la estudiante de 20 años en un lugar de privilegio a nivel deportivo, anhelando retornar a la selección chilena. Humilde, sencilla y luchadora, mañana se juega la clasificación al Nacional Universitario.

Por: Carlos Campos | 12 de Agosto 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Macarena no para. Sale de casa a las 7 de la mañana, va a la universidad, estudia, entrena, trabaja como empaque y a veces reemplaza a la secretaria de Fernández Vial, club donde juega todos los fines de semana.

“Es agotador y cansa mucho, pero es lo que me gusta. Vuelvo a mi casa pasadas las 10 de la noche, pero el deporte me libera de todo el estrés universitario”, comenta Macarena Vergara, arquera desde hace unos meses del equipo de fútbol y futsal de la Universidad del Bío-Bío, lugar donde ingresó este año a estudiar Ingeniería Civil Industrial.

¿Cómo surgió el amor de la joven de 20 años por el deporte? “Desde muy chica mi mamá me inscribía en gimnasia rítmica, básquetbol, vóleibol o cheerleader, pero nunca fútbol. Y al final cuando llegaba a mi casa en Chiguayante, lo primero que hacía era salir a jugar con mis amigos a la pelota”, recuerda entre risas Macarena, agregando que “así fue como, a los 11 o 12 años, entré a la Academia Patricio Almendra y me vieron de Fernández Vial. Desde ahí que estoy en el club y no he parado de hacer deporte”.

Por casualidad

Pero, ¿siempre Macarena jugó como arquera? “Siempre destaqué por marcar goles. Era la capitana y goleadora en todos lados. Lo fui en la academia y así, como delantera, llegué a Fernández Vial. Pero sólo pude jugar como dos o tres partidos en esa posición”, rememora la actual portera que defiende con éxito a su casa de estudios en fútbol y futsal.

Así, sin pensarlo, Macarena llegó al arco y nunca más abandonó ese puesto. Ella misma explica que “hubo un partido contra Everton en Viña donde nuestra arquera no llevó carnet y no podía jugar. Ahí nos dijeron ‘ya, ¿quién va al arco?’. Y pese a que jugaría como titular en delantera, respondí ‘ya, yo voy’. No lo pensé mucho y aperré nomás. Al final terminé en urgencias porque me pegaron un rodillazo en la cara. No sabía jugar como arquera y me tiraba nomás. Partimos ganando, pero nos metieron como 10 goles. Igual algo atajé”.

Aquella experiencia, que para cualquier futbolista prácticamente sería un trauma, la motivó más. Sin saberlo, Macarena daba su primer paso en un puesto donde hoy brilla. “Para el partido siguiente, que fue contra Temuco, la arquera no pudo viajar. Ella era de Chillán. Así que otra vez jugué yo. No recuerdo si ganamos o empatamos, pero atajé mucho. Me entrenaron durante esa semana y no sé cómo, pero empecé a tapar bastante y no salí más del puesto. Tanto así que la titular se fue del equipo”, comenta Macarena.

Hoy destaca en Fernández Vial, pero donde resalta por sobre todas las cosas es a nivel universitario. Vergara va en su primer año de carrera, pero ya brilla con sus intervenciones. Alex Barrales es su entrenador en la UBB y a quien podía le comentaba tras un partido la semana pasada que, en gran parte, gracias a su arquera, están a un paso de llegar al nacional que se jugará a fin de año en Punta Arenas. “Algo se hace”, reconoce muy humilde ella, quien aprovecha de destacar a Reinaldo González. ¿Quién es él? “Fue quien me enseñó a jugar como arquera cuando no sabía nada. El ‘profe’ es un pilar para mí, ya que guio todo mi proceso de formación. Cuando empecé con él trabajando, incluso un año después me llamaron a la selección Sub 17, pero no pude seguir por temas de distancia. Me pedían vivir allá en Santiago, pero no me daban nada. Preferí devolverme, no me convenía seguir. He tenido profesores que sin duda me han perfeccionado, pero sin el ‘profe’ Reinaldo no habría aprendido nada”.

Sueña en grande

Macarena no se achica y apunta alto en su carrera. “Tengo la valla menos batida en Adesup. Mis ídolos siempre han sido Alexis Sánchez, Claudio Bravo y Christiane Endler. Ella es lo máximo y quiero seguir sus pasos, ya que mi gran sueño es jugar en el extranjero. Admiro demasiado lo que han hecho todas las chicas de la selección, ya que la Anfp en un momento tenía pensado eliminar el fútbol femenino y no aportar más dinero. Aun así, ellas se esforzaron, lucharon y siguieron entrenando. El solo hecho de haber jugado el Mundial ya era histórico”, cerró.

Etiquetas