Deportes

Deportistas locales se preparan para la Universiada de Nápoles

La institucionalidad deportiva, Fenaude y la mesa regional de las Ldes 2019, despidieron a la delegación compuesta por siete estudiantes, cuerpo técnico y médico que representarán al país en el evento internacional que se desarrollará del 3 al 14 de julio en Nápoles, Italia. Vóleibol, atletismo y tenis de mesa serán las especialidades en las que verán acción los exponentes de Bío Bío.

Por: Samuel Esparza | 24 de Junio 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

En volumen, es el evento más grande del deporte mundial, después de los Juegos Olímpicos de verano. Ocho mil deportistas en acción, alrededor de 15 mil voluntarios y los ojos de millones de estudiantes que este año mirarán a Nápoles, Italia, sede de la 30ª edición de las Universiadas.

El término proviene de la combinación de las palabras “universidad” y “olimpiadas”, y es el evento que reúne a los mejores deportistas universitarios de todo el planeta. Los futuros medallistas olímpicos, aquellos que en un tiempo más serán dueños de los principales récords del orbe.

A esa verdadera fiesta del deporte es donde asistirá un grupo de representantes regionales, quienes fueron reconocidos por la institucionalidad deportiva regional, Fenaude y la mesa regional de las Ldes 2019 antes de emprender el desafío al Viejo Continente. Siete deportistas que participan en las Ligas de Educación Superior 2019 que organiza el Ministerio del Deporte a través del IND y cuyas casas de estudios forman parte de la Agrupación de Educación Superior, Adesup.

Se trata de los voleibolistas Joaquín León, Benjamín Ruiz (Universidad de Concepción), Cristopher Baeza, Sebastián Soto (Universidad Católica de la Santísima Concepción) y Gianluca Borelli (Universidad de Las Américas), además del tenimesista Diego Finschi (Universidad Andrés Bello) y el atleta, Rafael Muñoz (Instituto Profesional Virginio Gómez).

Ellos, junto al entrenador Julio Orellana (ayudante técnico), el kinesiólogo Víctor Pérez (miembro de staff médico) y el presidente de la Federación Nacional Universitaria de Deportes (Fenaude), Víctor Méndez, serán parte de la delegación compuesta por 72 deportistas y 27 oficiales que llevará Chile al encuentro internacional.

Instancia única

Víctor Méndez, quien oficiará como jefe de la misión nacional en Italia, se refirió a la magnitud del evento. “Estamos cumpliendo 60 años de las Universiadas de verano que vivirán su versión número 30. Hablamos de un concepto muy parecido a los JJ.OO. en cuanto a su estructura y magnitud, más de 8 mil participantes en tres semanas de torneo. En nuestro país hemos hecho todo un proceso de clasificación en varios deportes, trabajamos en una plataforma conjunta tanto con la Fenaude y el Gobierno a través del IND y el Mindep”, explicó.

En cuanto a las expectativas de cara al certamen, Méndez aseveró que, “será muy exigente en lo deportivo, con muchos deportistas olímpicos; las marcas que se produzcan serán marcas mundiales, probablemente el equipo japonés sea el mismo que esté en Tokio 2020. De ahí que nuestra perspectiva sea ir a ganar experiencia, tener la oportunidad de vivir todo lo que significará la instancia. No olvidemos que este es un privilegio que muchos buscaron, pero pocos alcanzaron”, complementó Méndez.

Isidoro Valenzuela M.

Por su parte, el seremi del Deporte, Juan Pablo Spoerer, destacó que la Región pueda estar presente en un escenario de esta categoría. “El Mindep y el IND han liderado la conformación de las Ldes y, por lo mismo, desde el nivel regional que aparezcan nuevos referentes que nos van a representar en las Universiadas, es tremendamente relevante . Por eso quisimos reunirnos con representantes de Fenaude, de la UdeC y Adesup para reconocerlos, destacar su esfuerzo y desearles éxito en una competencia tremendamente importantes”, indicó.

La autoridad puso énfasis además en el crecimiento que ha tenido la presencia regional en el evento. “Mas allá de las medallas, queremos resaltar que esto es fundamental en el desarrollo integral de un alumno. Por eso consideramos muy relevante que hoy ya estén apareciendo referentes deportivos que provienen de institutos profesionales como es el Virginio Gómez, en el caso de Rafael Muñoz. Medimos los resultados primero en aumentar participación, y lo hemos logrado. Después en adelante ya todo es positivo, esta es una experiencia única que a ellos les servirá en su formación, mientras que en lo deportivo nos dará una retroalimentación de cómo estamos como Región y como país”, finalizó Spoerer.

Contando los días

La delegación chilena viajará a comienzos de julio a Nápoles, Italia, lugar donde se llevarán a cabo las Universiadas 2019 entre el 3 y el 14 de ese mes.

Uno de los estudiantes deportistas que recibió el llamado a participar en la selección de vóleibol fue Benjamín Ruiz, quien habló de la alegría con que acogió la nominación. “Recibir la noticia de que representarás a Chile y a la Región da mucha emoción, es primera vez que participo en una instancia como esta por lo que tengo las mejores expectativas. Nos enfrentaremos a los mejores jugadores y equipos del mundo así es que quiero jugar y darlo todo”, comentó el alumno de Odontología de la U. de Concepción.

Por su parte, el armador Joaquín León, también relevó la oportunidad que se abre por delante. “Estoy emocionado y ansioso, son mis primeros juegos así es que estoy con la mayor disposición para ayudar al equipo. Ir a una competencia de esta magnitud es tremendo, te ayuda como deportista y persona. El deporte me ha dado varias virtudes como la responsabilidad, compañerismo y empatía, así es que significa mucho para mí competir con tantos países, y ver nuestro nivel respecto al mundo”, señaló el estudiante de Derecho.

Quien vivirá una situación bastante especial será Sebastián Soto, líbero perteneciente a la Ucsc, quien se repite el plato luego de participar en las Universiadas de Taipei 2017. Para el alumno de Ingeniería de Ejecución en Administración de Empresas, esta es la opción para mejorar lo hecho en China. “Los objetivos que llevo son mejorar el lugar que sacamos en la edición anterior, donde no nos fue muy bien ya que compartimos un grupo demasiado difícil con Rusia y República Checa, que jugaban mucho”, expresó.

Sobre su experiencia en el evento, Soto aseguró que se trata de algo único. “De verdad es una vivencia impagable, por algo es el segundo evento deportivo más grande después de los JJ.OO. En mi caso, llegué habiendo jugado un Sudamericano y un Mundial, pero jamás con tanta gente, tantos deportes y culturas diferentes en un mismo lugar. Es una experiencia que se aprecia demasiado y queda siempre”, complementó.

“Creo que haber jugado este evento me ayudará para estar más relajado, porque el 2017 fuimos dos jugadores en la misma posición y yo tuve que entrar desde atrás, porque mi compañero no pudo con tanta presión. Ahora voy solo en mi puesto, tengo unas Universiadas en el cuerpo, además que voy con el ‘profe’ Julio Orellana que es un pilar fundamental en el equipo; será un apoyo demasiado bueno”, cerró.

Etiquetas