Deportes

Mundial de Rally: un estonio hizo historia en Chile

Ott Tänak fue el más rápido durante tres días en la sexta fecha del WRC y se quedó con el título. Los franceses Ogier y Loeb completaron el podio en un día histórico.

Por: Carlos Campos | 13 de Mayo 2019
Fotografía: Lukas Jara M.

La segunda jornada del WRC en Chile dejó la vara alta en relación a varios factores. Por lo mismo, los penquistas no quisieron quedar ajenos a la última gran fecha del Mundial de Rally. Algunos fueron a las rutas la noche del sábado, mientras que otros desde el mediodía se fueron a Plaza Independencia a ver a sus ídolos y el resto se fue a dar una última vuelta al sector del Casino Marina del Sol en el parque de asistencia.

Los favoritos ya se conocían y pese a una gran arremetida final del francés Sébastien Loeb, que para muchos fue sorpresa, la sexta fecha del circuito mundial fue para el estonio Ott Tänak, quien desde principio a fin fue el más rápido en cada una de las etapas. La acción ayer arrancó a las 08:08 horas en punto en el sector Bío Bío 1, que se llenó de fanáticos. A las 00:00 horas, incluso, ya no había más espacio para el público, que levantó carpas, aguantó una intensa llovizna y el frío que cayó en la madrugada, para ver pasar primero al finlandés Jari Matti Latvala y luego a los grandes favoritos: Tänak, Ogier, Loeb. Ellos, junto a los chilenos, fueron los más vitoreados y alentados por todos los amantes del mundo tuerca.

Tänak seguía líder, Ogier era el segundo y Loeb descontaba un par de segundos que no le bastaron para arrebatar el segundo puesto a su compatriota. La segunda etapa se corrió en Lircay, la tercera bajo un intenso sol en San Nicolás y toda la definición se estiró a Bío Bío 2, el mismo recorrido que dio inicio a la jornada dominical, arrancando a pocos metros del Río Bío Bío cerca de Santa Juana y finalizando todo muy cerca del mar, por San Pedro de la Paz y casi a un costado de la Ruta 160.

Y no hubo sorpresas en la jornada final. Se izaron las dos banderas de Francia a un costado y la de Estonia al medio en el sector de premiación, incluso antes de que se comenzara a correr el último prime. No había lugar para milagros.

Y con aplausos fueron recibidos todos los pilotos, en general, en el balneario Escuadrón de Cmpc. en una ceremonia que se reservó para la transmisión televisiva, que tuvo a los pilotos recibiendo el saludo del seremi Juan Pablo Spoerer, el presidente de la Fadech, Mauricio Melo y el intendente del Bío Bío, Sergio Giacaman. Latvala no logró podio, por ejemplo, pero estuvo por largos minutos frente al monitor que mostraba al resto de pilotos mostrando su mejor repertorio para finalizar un histórico rally. Otros, como Lappi, terminaron enojados, retirándose rápidamente de aquel sector. De todas maneras, fue una gran fiesta y así lo vivieron todos.

Los autos, llamativos por su color, sonido y modelo, llaman siempre la atención del público, que observó atentamente el recorrido de cada uno de ellos en su traslado hacia la Plaza Independencia y el parque de asistencia. La Ruta 160 encontró a un entusiasmado público que le dio un agradecido y parcial adiós a los pilotos que siempre veían por redes sociales y televisión. El champagne, papel picado y show que se vivió pasadas las 15 horas en la Plaza Independencia, fue el broche de oro para una fiesta total que se vivió en el Bío Bío durante toda la semana.

El campeón fue Ott Tänak, pero seguramente su felicidad también la sintieron los 150 mil espectadores que llegaron al Bío Bío a presenciar un rally histórico para Chile.

Etiquetas