Deportes

Basket UdeC: histórico Cipriano volvió con victoria en cancha del Lord

Campanil ganó en su primer juego del año, consiguiendo más de un centenar de puntos y con el técnico que los sacó campeón de la Dimayor en los ‘90 y retornó para el centenario. Núñez recordó aquella gloriosa etapa con Fritsch, Funke y “Popeye” Ruiz. El DT quiere rescatar esa identificación con la universidad que sobraba en esos años.

Por: Daniela Salgado | 13 de Mayo 2019
Fotografía: Diario Concepción

Su presencia llama inmediatamente la atención. Sentado en una esquina del gimnasio Lord Cochrane, junto a chicos que han escuchado su apellido de lejos y han buscado su historia en Google. Al menos, en lo que respecta a la UdeC. Sí, porque en la época de los ‘90, el cuadro universitario no solo ganó la Dimayor 3 veces (1995, 1997 y 1998), sino que fue protagonista y potencia del básquetbol chileno durante casi una década. Y el dueño de esa pizarra en los dos últimos títulos fue Cipriano Núñez. El mismo que se para dar instrucciones en un partido que está ganado casi con el nombre. Uno que termina 102-41 sobre Universidad Santo Tomás. Es el regreso de un mito, que no quiere quedarse solo en eso.

“Fueron muchos años aquí, como técnico y también como jugador. Yo llegué al sur de Chile para ser parte de este equipo y tuve diferentes etapas en la institución. Me puso contento el llamado para volver a un lugar que uno quiere mucho. Estaba haciendo una labor muy linda en San Fernando, con un club de menores, formando deportistas en una ciudad pequeña, era algo que me tenía muy motivado. De verdad me provoca nostalgia volver, pero ahora estoy más enfocado en cómo generar jugadores, ver chicos de la Región que pudiéramos utilizar y traer jugadores de calidad”, aseguró el estratego.

Y no llega en cualquier momento. Núñez manifestó que “el centenario de la Universidad es un desafío precioso y un orgullo porque sé lo que significa este club y esta casa de estudios. Como jugador y entrenador conocí muchos jugadores aquí, hice amigos y todavía tengo contactos con muchos de ellos, que me llaman de Europa, de Australia, de Estados Unidos. Todos están felices por el centenario, preguntan qué se hará y, claro, hay ganas de celebrar algo”.

Cipriano Núñez es el nuevo entrenador del básquetbol de la UdeC | Isidoro Valenzuela M.

Magia noventera

El segundo título de la UdeC en Dimayor fue en 1997, derrotando a Colo Colo por inapelable 4-1 en la final. Al año siguiente, barrió con Llanquihue para convertirse en bicampeón de la liga.

“Recuerdo mucho esa época de los “90, que son los años dorados del básquetbol de la UdeC. Fue muy interesante lo que se hizo encauzando bien la disciplina a nivel universitario y armando un gran equipo para la Dimayor, con chicos que estudiaban distintas carreras y estaban muy identificados con la institución. Eso se notaba, se sentía. Recuerdo a Roland (Fritsch), Ricardo Funke, Rodrigo Rozas, Valencia, el ‘Popeye’ Ruiz… Todos profesionales hoy en día, médicos, ingenieros. Ellos marcaron una década. El tema de los recursos fue obligando un poco al cambio de jugadores, pero esos días fueron maravillosos. Entrenábamos dos veces al día, llegamos a muchas finales, fuimos campeones, jugamos Panamericanos, torneos sudamericanos y fuimos un equipo top durante mucho tiempo supimos mantener ese ritmo y la gente lo recuerda”, repasa el cerebro de ese conjunto.

Actualmente, hay hambre de títulos, pero Núñez advierte que “no existe una presión de ser campeones sí o sí. Vengo a trabajar con el básquetbol universitario, potenciarlo y veremos cómo enfocar la liga profesional. Para eso, más adelante habrá novedades y también varios cambios con respecto al tema de recursos y planteamiento de objetivos”.

Sobre Adesup, donde defienden el cetro nacional y debutaron cuando el resto ya va en la tercera fecha, indicó que “este año hay otro sistema de clasificación, para preparar anticipadamente las finales nacionales en Punta Arenas. Hay un tema de distancia que es importante. A partir de la primera fase ya estarán los clasificados. O sea, lo que antes se definía como en octubre, ahora ya se conocerá en agosto. Eso te cambia los planes un poco y no queda más que entrar fuerte desde un comienzo”.

Primera victoria

En la cancha, UdeC mostró evidente superioridad sobre la UST, pero ojo que el cuadro blanco dio batalla a ratos, durante el primer tiempo, de la mano de Miguel Ardiman, ex UdeC que ahora estaba en la vereda rival. Lamentablemente, debió retirarse recién comenzando el tercer cuarto y su equipo lo echó en falta.

Del otro lado, el equipo de Cipriano, también en formación, arrancó a media máquina, pero cuando puso el pie en el acelerador demostró su gran cantidad de recursos. Liderados por Alonso Maldonado encajó un triple de larguísima distancia justo contra el reloj, sumado a la intensidad de Sebastián Carrasco y la agilidad de Ludwing Irazábal, la UdeC superó el centenar de puntos, sin apurarse mucho.

El técnico de la UST, Fidel Aguilera, comentó que “ambos equipos estamos en reestructuración, pero con distintas metas. La UdeC está pensando en la liga profesional y nosotros tenemos un equipo que es nuevo en un ochenta por ciento. Eso se notó, aunque también siento que nos faltó un poco de actitud para subsanar lo que aún nos falta en cuanto a conocimiento”.

Llegó el 2010 a la selección damas, lleva 4 años con los varones y expresó que “antes había poco básquetbol en la UST, pero las becas deportivas fueron potenciando la disciplina. No podemos pelear de igual a igual con la UdeC, por ejemplo, pero sí hemos logrado cosas importantes y, claramente, hemos ido de menos a más. El 2015 fuimos campeones de Copa de Plata, el año siguiente estuvimos cerca de entrar a la Copa de Oro y ya el año pasado estuvimos terceros en la primera rueda, solo detrás de la UdeC y Las Américas, que son las grandes potencias. Pudimos meternos entre los seis de arriba y eso es un logro”.

El DT agregó que “acá no hay tanta oferta de magíster y estudios después de terminar las carreras, así que cambiamos muchos jugadores, por tema de egresos. El año pasado perdimos un partido con la UdeC, por solo 10 puntos, contra el equipo de Carlitos Milano, ‘Sebita’ Carrasco y que terminó siendo campeón de Chile. Eso te demuestra que se puede, que los procesos bien hechos te dan resultados, dentro de tus posibilidades”.

Etiquetas