Deportes

Arturo Sanhueza: el jovencito de Barrio Norte que un día volvió en calidad de rey

El siete veces campeón de Chile y otrora emblema de Colo Colo defenderá otra vez la camiseta que lo vio nacer. Fernández Vial aseguró refuerzo de lujo para la temporada 2019.

Por: Paulo Inostroza | 02 de Febrero 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

A fines de los ‘90, un muchachito de Barrio Norte se movía en la mitad de la cancha. Las corría todas. Quitaba junto al “Turco” Abdala y pasaba la pelota a Toledo y Zanatta para que hicieran algo de magia. Tiempos del Vial en la B, con Avilés y otras pizarras. 20 años después, y con varios títulos en el cuerpo, el jovencito volvió hecho rey. Arturo Sanhueza, a punto de cumplir 40, fue presentado como el refuerzo más importante de la nueva “Maquinita” de Erwin Durán.

Y fue presentado en la Plaza Independencia. Sí, en la calle. Saludando a Juan Su fan, fanático aurinegro que lleva 53 años lustrando botas y se llevó la gran sorpresa. “Veía fútbol antes que él naciera”, comentó a la pasada. Todos querían una foto con el ex Colo Colo. No sólo vialinos, sino que gente de cualquier equipo y hasta del “Conce”, como el pequeño Tomás. “Quién no conoce a Sanhueza”, comentó su madre.

El técnico Durán, en tanto, contó que “Arturo fue el primer jugador que pedí a los dirigentes. Hubieran visto sus caras. Me miraron como diciendo: este tipo se volvió loco”.

El de siempre

Sanhueza saludó a todos y perdió la cuenta de cuántas fotos le sacaron. Con zapatillas coloridas y polera de Rolling Stones. Algunos hinchas podían dudar de su condición física, pero hasta se ve flaco. “Hice pretemporada con Cobreloa y de ahí me vine. Además, me he cuidado toda la vida con la alimentación y el trabajo. No sólo ahora de mayor, sino que siempre”, señaló.

El mediocampista que fue campeón con Wanderers 2001 y 6 veces en Colo Colo expresó que “siempre tuve claro que debía volver a Vial y siento que todas las partes hicimos un esfuerzo. Mis hijos nunca han querido que me retire y también me querían acá en la zona. Es una emoción grande para mí y para toda mi familia”.

El histórico del Cacique, haciendo dupla con “Kalule” Meléndez, agregó que “el desafío acá es subir. No hay otro objetivo. Vial es el equipo más importante de esta serie y eso está fuera de discusión. El club nunca debió salir del fútbol grande y ahí tenemos que devolverlo. Sé que yo tengo una responsabilidad mayor, por toda la experiencia que uno trae y la asumo. También espero que la gente se dé cuenta que los necesitamos y que todos tenemos que sumar desde donde nos toca”.

Pero tampoco quiere que lo tachen de “cabrón”. El también monarca de la B con advirtió que “respeto mucho al técnico que trabaja con este plantel y ese trato lo he tenido siempre a lo largo de mi carrera. Si él decide un día que debe jugar otro y no yo, también lo aceptaré. En el camarín manda él y uno viene a aportar”.

Etiquetas