Deportes

Felipe Barrientos, tercer refuerzo de Huachipato: “Siempre quise jugar acá, este es un grande del sur”

El nuevo delantero del acero se integra hoy al trabajo en el CAP. Se formó en la UC, pasó por México y viene de jugar en Palestino. “Soy extremo y me gusta mucho encarar”, aseguró.

Por: Carlos Campos | 07 de Enero 2019
Fotografía: Agencia UNO

Llegó ayer por la tarde a Talcahuano y se sumará hoy a la pretemporada de Huachipato. Con 21 años y pasos por U. Católica, Irapuato, Celaya y Palestino, Felipe Barrientos está con muchas ganas y se le nota motivado en esta nueva experiencia en el fútbol nacional. “Desde chico siempre me gustó Huachipato y fue un sueño jugar acá. Soy de Valdivia y este es un grande del sur. Siempre admiraba a este equipo, aparte de tener buenas referencias de que como club es una institución muy grande”, comentó el delantero.

Futbolísticamente nació en Universidad Católica, club donde estuvo desde los 13 años, pero donde no alcanzó a debutar, por lo menos, como profesional. “Jugué un par de partidos con Mario Salas, pero no fueron duelos oficiales. Sumé minutos en un amistoso ante Universitario en Perú y otro ante Curicó”, recordó el atacante, que admira a Douglas Costa.

Es de la generación de Carlos Lobos, Fabián Manzano, Jaime Carreño, Raimundo Rebolledo, Francisco Sierralta y Jeisson Vargas, entre otros. “No alcancé a jugar ese torneo porque me fui a México. Mi primer año fue muy bueno y lo jugué en Irapuato, de la Segunda División, donde hice como siete u ocho goles. Nadie transmitía esos partidos y quizás no se sabía mucho de mí, pero el ‘profe’ Héctor Robles me llamó a la selección Sub 20 en su momento. Luego volví a Celaya, el club que me había comprado, pero jugué sólo un partido y estuve un buen tiempo parado”, señaló Felipe Barrientos, que tras finalizar esa experiencia en tierra mexicana tomó el avión y retornó al país. Su próximo club fue Palestino.

“Me fue bien ahí, tuve mucha confianza con el “Gallego” Méndez, jugué toda la Copa Chile y el torneo hasta que él se fue”, añade el delantero, que con su llegada a Huachipato está muy contento. “Decidí jugar acá porque me gusta el esquema de juego del equipo y porque acá les dan muchas oportunidades a los jóvenes. Mi meta es acoplarme al equipo y los compañeros, para luego tratar de ser un titular indiscutido. Quizás no he podido tener continuidad, porque he estado en equipos que cambian mucho de entrenador. Uno es joven y pierde terreno cuando, por ejemplo, ahora en Palestino se estaba peleando el descenso y el DT dijo ‘van a jugar los más grandes, porque tienen mayor experiencia’.

¿Su estilo de juego? Barrientos comentó que “juego de extremo por las bandas, sea derecha o izquierda. Me considero rápido y me gusta el mano a mano, siempre encarando y yendo hacia adelante”.

Aún pertenece al Celaya de México, por lo que Barrientos llega al acero en condición de préstamo por la temporada, aunque el acero tiene opción de compra. Será una más de las alternativas ofensivas, para un ataque que tiene a Torres, Godoy, Rodríguez, un Parraguez en duda y ahora a Barrientos.

El delantero, en el papel, llega a cubrir el puesto que Charlis Ortíz dejó en el club. La vara no está muy alta para el joven atacante.

Etiquetas