Deportes

La UdeC depende de sí misma para ser campeón

Otro receso cortará un torneo donde el próximo duelo ante la UC asoma como decisivo.

Por: Carlos Campos | 10 de Octubre 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Quedan cinco fechas para que termine el torneo nacional y puede pasar cualquier cosa, hasta que la U. de Chile sea campeón.

El último 3-0 del Campanil sobre Iquique no sólo ratificó al equipo de Bozán como candidato a pelear el título, sino que matemáticamente lo dejó instalado para el próximo año en un torneo internacional, sea Copa Libertadores en el mejor de los casos, o Copa Sudamericana, si UdeC no logra buenos resultados en las próximas jornadas.

Cumplida ya una gran campaña que tiene impecables números, el objetivo del título está cada vez más cercano, sobre todo cuando dependen de sí mismos en UdeC, pese a que no exterioricen que ese es su gran sueño. Nadie sabe si en el Campanil levantarán o no la copa, pero lo cierto es que tienen más de una razón para ilusionarse.

Camarín sólido

Puede parecer poco relevante para algunos, pero siempre es una de las claves del éxito en el fútbol. El camarín de U. de Conce está más cohesionado que nunca, con todos remando para el mismo objetivo y con una confianza que se nota en la cancha. El discurso de Francisco Bozán ha sido interpretado por cada uno de los jugadores, quienes han entendido y replicado casi a la perfección todos los conceptos del DT. Y no sólo en lo que ocurre en la cancha, sino que con la presión de estar arriba y el convivir con una campaña poco habitual para uno de los elencos que no siempre pelea el título. El camarín entiende la idea del DT. Y le cree.

En alza

Para lograr ser campeón hay que tener regularidad. Y al margen del accidente con Antofagasta, UdeC hace rato va en ascenso en cuanto a su rendimiento. Merecidamente se impuso a La Calera, U. de Chile e Iquique, con rendimientos muy buenos en todas las líneas y con un especial crecimiento en ataque, donde Benítez y Huentelaf han sido importantes figuras. En UdeC hay equilibrio, una palabra que a los DT les gusta mucho. El Campanil es el segundo equipo que más goles ha anotado (38) y es el tercer elenco al que le han marcado menos (26).

Experiencia

Siempre dicen que los chicos son los que ganan partidos, pero los más grandes logran los títulos. El promedio de edad del plantel de UdeC (27,9) debe ser uno de los más altos del campeonato, donde jugadores como Cristian Muñoz o Hugo Droguett, saben bien lo que es pelear por ser campeón. Otros como Pedro Morales, Luis Pedro Figueroa o Hans Martínez no han sumado muchos minutos, pero son un gran aporte al camarín también en aquel aspecto.

Columna vertebral

El “Tigre” es aporte y por donde se le mire es figura indiscutida. En el fondo también, Mencia y Vittor han sido una de las mejores duplas de centrales del campeonato. En ataque los nombres varían, pero Bozán ya encontró al tridente ideal. Y cuando pierde a un jugador, quien responde de la banca lo hace bien.

Hambre

Ver jugar a Ronald de la Fuente es como cuando un chico de 17 años hace su debut en Primera División. Su objetivo, al margen de levantar la copa a fin de año, es ser el mejor lateral del fútbol chileno. Y si no lo es aún, méritos tiene de sobra para lograrlo. Manríquez tiene 34 años y muchos años no le quedan como futbolista, pero junto a Camargo conforman una dupla que “se come” el mediocampo. Huentelaf es otro ambicioso que se ganó el puesto a puro esfuerzo, sacrificio y fútbol. Y son ejemplos, porque el plantel completo quiere quedar en la historia levantando una copa que el club no tiene.

Desde los utileros hasta quienes no son citados tienen hambre de victoria y así la han demostrado.

Una final

¿Y si el Campanil le gana a la UC la próxima fecha? UdeC sería líder restando cuatro partidos por jugar. Un escenario soñado e ideal en el equipo de Bozán. Es el próximo partido y podría el que defina al monarca. Pero al torneo aún le resta muchísimo camino por recorrer.

 

Etiquetas