Deportes

Loveday, el utilero futbolista que alegra a la UdeC

Se probó en Melipilla y Audax como delantero hasta llegar al Bío Bío. Loveday Uzegbu tiene 23 años, admira a Eto’o Rooney, Cristiano y se ganó muy rápido el cariño del club.

Por: Carlos Campos | 11 de Septiembre 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

Es africano, pero lleva bastante tiempo en Chile y se defiende con el idioma español. Le alcanza para comunicarse con sus compañeros de trabajo, cuerpo técnico y plantel de UdeC.

Se llama Loveday y él mismo nota que la gente se sorprende por su nombre, tanto así que lo escribe para asegurarse de que le crean. “Es como amor día en español”, cuenta. Trabaja desde febrero en el Campanil y llegó a la zona tras una prueba como futbolista en el Audax Italiano, lugar donde hasta marcó un gol en un amistoso y se ganó el original apodo de “Nigeria”, su país de origen. Pasó también por Melipilla, pero no tuvo éxito. Llegó a Chile con un representante que tiempo después lo dejó botado y lo ofrecieron al Campanil. Se probó en el fútbol joven como una posible opción para el primer equipo, pero tampoco quedó.

¿Y cómo llegó a ser utilero del primer equipo? Loveday no tuvo éxito en sus pruebas de jugador, pero le gustó Concepción, él mismo reconoce que “es una ciudad muy tranquila. Santiago no me gustó. A futuro quizás juegue en otro país, pero ahora en ‘tropiconce’ estoy muy contento”, dice mientras se ríe.

Loveday, de 23 años, agregó que “llegué a jugar un poquito y ahora trabajo con la U. de Conce. El club me gusta mucho, al igual que el ‘profe’, los muchachos y todo acá”.

Al camarín

Llegó al Campanil a mediados de febrero. Y como no tuvo éxito en su objetivo futbolístico, pidió al club trabajar en lo que fuese, pensando en enviar dinero a su familia que vive en Lagos, ex capital de Nigeria. “Tiene sus papeles al día y vive en una pensión en Concepción. Llegó acá cuando empezamos con una crisis en el área cadetes en utilería. Así partió en el fútbol joven, luego se produjo un cambio en el primer equipo y lo subimos a la utilería. Se dio la posibilidad y ahí llegó. No es fácil encontrar utileros, cuesta que sepan el trabajo que se debe hacer. La idea que pensábamos en el club era justamente traer alguien como utilero para el fútbol joven y formarlo para que estuviese preparado para el primer equipo. Quiere seguir acá y está feliz”, contó el gerente de la rama de fútbol, Mario Lucero.

Pura felicidad

“Love es súper humilde y alegre. Nos matamos de la risa todos los días. Es el primero en estar y tira sus tallas, que a veces no entendemos mucho. Nos tiene de regalones y hace muy bien la ‘pega’. Tiene gran disposición siempre y se nota que disfruta su trabajo. El grupo lo ha acogido bien, porque sabemos que acá está solo y puede faltarle afecto. Tratamos de reírnos junto a él”, dijo el lateral Ronald de la Fuente. agregando que “se maneja como futbolista. Es joven, atleta y se nota en su cuerpo que tiene buen físico, ya que se levanta la polera y está todo marcado. Llegó después de la Copa Libertadores y empezamos a ganar. Love fue la cábala”.

Etiquetas