Deportes

Básquetbol Adicpa cerró semestre con Colegio San Ignacio en lo alto

Muchachos dirigidos por el reconocido profesor Jaime Urrutia lograron títulos en damas Sub 14 y varones Sub 17. El técnico asegura que a nivel regional viene una camada importante de cesteros que darán que hablar.

Por: Paulo Inostroza | 13 de Agosto 2018
Fotografía: Lukas Jara M.

Acaba de comenzar la competencia del segundo semestre, con el partido del sábado entre Salesianos y el Colegio Pedro de Valdivia en categoría Sub 12. Fueron 30 partidos en 6 gimnasios distintos para la reapertura del básquetbol Adicpa, donde participan más de 100 equipos, contando damas y varones, y considerando los 29 colegios asociados a la competencia. Parte un nuevo desafío, pero es bueno hacer balances del semestre anterior, donde San Ignacio fue uno de los grandes protagonistas.

Sergio Henríquez, coordinador del básquetbol Adicpa, comentó que “la competencia del primer semestre terminó el último fin de semana de junio y queríamos volver la primera semana de agosto, pero había colegios con vacaciones y lo mejor era dejarlo para el 11. Así ocurrió con el hándbol, fútbol y básquetbol. En este último, tenemos las categorías Sub 14 y Sub 17 que juegan por representarnos en los provinciales y regionales. Eso lo hace más atractivo”.

Y revisando los ganadores de las categorías que compiten a este nivel, puesto que el torneo va de la mano con el IND, encontramos los siguientes ganadores: Sub 14 damas, Colegio San Ignacio; Sub 14 varones, Liceo La Asunción ; Sub 17 damas, Colegio Kingston College; Sub 17 varones, Colegio San Ignacio. Sí, hay un establecimiento que repite su nombre entre los cuatro del cuadro de honor y una cosa es segura: este éxito no es fruto de la casualidad.

Proceso de verdad

Jaime Urrutia es un nombre conocido en la formación de basquetbolistas. No son pocos los cesteros penquistas que al preguntarle por profesores que los hayan marcado suelen nombrar al docente del San Ignacio. Lleva 10 años en el colegio y a los éxitos en menores de 14 y 17 suma un triunfo en varones Sub 15, también este primer semestre. De hecho, en damas Sub 14 ya preparan su participación en el regional, que se disputará viernes y sábado en el colegio Tomás Jefferson. ¿Y por dónde pasan todos estos buenos resultados?

El profesor explicó que “el colegio tiene una política de desarrollo de deportes colectivos, que incluye no solo básquetbol, sino que también el vóleibol y fútbol. En todos estos deportes se han logrado cosas importantes y hay un trabajo constante. Una política de lineamientos que lleva ya 8 o 9 años y, ahora con nuestra primera rectora mujer, se mantiene y hasta se ha potenciado. Ella considera que el deporte escolar es parte vital de la iniciación de los chicos”.

Pero no se trata solo de decirlo. “Hay una idea de fondo y también una inversión concreta en horas de trabajo, capital humano de buen nivel y un trabajo estratégico desde la base. A eso se suma una infraestructura que también ayuda porque tenemos los espacios, los tiempos y un par de gimnasios con todas las condiciones para entrenar y jugar bien. Si a eso le sumas un universo de 1.850 alumnos, que es harto, tienes mucho de donde elegir. Por eso es tan importante detectar esos talentos desde pequeños, ojalá cuarto o quinto básico”.

Urrutia ha estado a cargo del club Estudiantes, de San Pedro, equipo muy ligado a San Ignacio. También ha dirigido a nivel Adesup, con la UCSC como protagonista, entre otras muchas experiencias en su currículum. El profesor cuenta que “a nivel de clubes, por ejemplo, es muy distinto a trabajar con el equipo de un colegio. Al club llegan muchos jugadores por sí mismos o intentas convencer a chicos con cierto talento de que vayan. En el colegio, en tanto, debes descubrirlos, pulirlos y entusiasmarlos. Y es curioso porque los niños se entusiasman con el básquetbol principalmente por los papás, familia de deportistas o simpatía con el profesor. Si les das confianza, entran y los niños suelen ser súper perseverantes”.

Cuna de figuras

Urrutia es claro con los chicos y siempre les advierte que “primero, nos interesa que desarrollen habilidades blandas, como el trabajo en equipo, resiliencia y proactividad, que son características que de aprenden mejor en una cancha que en el aula. Ahora, cuando ya son más grandes y están en Educación Media, yo soy bien clarito para decirles que es muy difícil mantenerse económicamente jugando básquetbol. Esa es la realidad y deben estudiar mucho, no solo ser buenos jugadores. Ahora, existen muchos chicos que consiguen becas por el deporte y son de gran ayuda. Del San Ignacio han salido unos cuantos”.

Dentro de ese grupo de beneficiados por su calidad deportiva recuerda a “Rogers Escalup, que jugó en la UdeC y hoy en Vial. También Juan Pablo Moya y Alonso Maldonado que llegaron al primer equipo de la UdeC. De aquí también salió Javier Barra, el más alto que hemos tenido y muy buen muchacho. Ahora tenemos a su hermano que tiene 11 años y ya mide 1,78 metros. Es divertido porque juega en categoría mini, pero tiene la altura de un adulto. Es como el cuerpo de un adulto, pero que se mueve aun como niño”.

Y dentro de los jugadores de mayor proyección destaca a un par. “Florencia Ávalos ya está en la preselección chilena categoría Sub 14 y lo más probable es que quede dentro. Ella marca mucha diferencia. En varones, tenemos a Diego Velásquez, que es un base de 16 años a quien deberíamos ponerle mucho ojo. Viene una camada súper potente, no solo con nosotros, sino que en el básquetbol de la zona en general. Creo que en poco tiempo nos darán hartas alegrías”.

Etiquetas