Deportes

Katherine Suárez: una capitana obsesionada por gritar al fin campeonas

Tiene 25 años y pasado periodístico. Hoy, se luce como lateral derecha en el fútbol de la Ucsc. Soñadora, alegre y competitiva, quiere levantar una copa que le ha sido muy esquiva.

Por: Carlos Campos | 06 de Agosto 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Talento, personalidad y energía hay de sobra en Katherine Suárez. Lo demuestra en su vida y cada vez que le toca defender a su querida Ucsc. Tiene ganas y una ambición especial. Al margen de ser competitiva y de esas personas que siempre van por el premio mayor en el deporte, la espinita clavada de no poder levantar una copa en el equipo donde hoy es la capitana, le quita el sueño y la motiva aún más cada fecha.

Pero su vida universitaria no la inició en la Ucsc. Sus primeros certámenes fueron en la UdeC, donde durante un año cursó la carrera de Periodismo. “Siempre estuve dedicada al deporte. Por lo mismo, estudié periodismo, que me gustaba, pero siento que el deporte te da valores importantes como persona”, señala ella, explicando, en parte, porque la decisión de estudiar otra carrera. Una que la apasionaba cien por ciento. Actualmente, está cursando tercer año de Pedagogía en Educación Física.

Puro esfuerzo

Katherine llegó a su nueva universidad en 2012, pero un año después se integró al equipo de fútbol de la Ucsc. “Estábamos abajo siempre y fuimos penúltimas, pero en 2014 llegó un buen recambio al equipo y se incluyeron niñas que habían jugado en Fernández Vial, Huachipato y Everton. Su ingreso hizo que nos motiváramos como equipo”, recordó ella, agregando además que “aprendimos muchas cosas. Hicimos más exigentes los entrenamientos. Ese año salimos terceras”.

Hoy es capitana y como jugadora se luce con titularidad indiscutida por la banda derecha. Es lateral de esas que eludir no es fácil. O pasa su rival, o la pelota. Dice que deja todo en la cancha. “Doy todo hasta el final y no paro de correr hasta el minuto 82, ya que acá se juegan dos tiempos de 40’. Soy apasionada y eso me ha tenido jugando por tanto tiempo, tomando ramos a veces con profesores que no tengo tanto feeling, para poder entrenar y jugar”, señala.

Y el camino no le fue sencillo. “Partí en la banca y estuve semestres enteros ahí, a punta de esfuerzo y entrenamientos me gané el puesto. Me dieron la camiseta y no la solté más. Ser deportista universitaria es difícil. Debes compatibilizar la carrera, los certámenes, e imagínate si trabajas. Es muy sacrificado y un tema que requiere harto esfuerzo. Para mí, el ‘pique’ es largo además porque vivo en Chiguayante”, dice.

Con la jineta

El esfuerzo siempre da frutos. Suárez hoy es la capitana de su equipo y disfruta orgullosa de su buen momento. “Es una responsabilidad importante. Partí hace tiempo jugando, por lo que la capitanía se fue dando como algo natural, sumando experiencia, bagaje competitivo y orientando de a poco a las niñas nuevas que van llegando. Es una responsabilidad y un gran orgullo que el equipo haya confiado en mí, porque siempre me han ‘bancado’ mucho y me aguantan también. Me toca ser quien las reta y tira las orejas cuando las cosas no funcionan. Debo estar ahí, también, para levantarles el ánimo, apoyarlas e incentivarlas en esto”, asegura.

Deuda pendiente

Los años de Katherine como jugadora y actual capitana han sido exitosos, pero tiene una meta que aún no puede cumplir y la tiene inquieta. Desde su debut en 2013 donde fue penúltima, prácticamente solo ha sabido de festejos, pero le falta el más importante: levantar el título a fin de año. “Desde 2014 hasta el año pasado, venimos quedando en el segundo lugar tras nuestra ‘bestia negra’, la U. de Concepción”, cuenta con una voz que mezcla resignación, risa y ganas de quedarse de una vez por todas con el título este año.

Hincha fiel de U. de Chile, Katherine no duda en rescatar lo mejor que jugar por la Ucsc le ha dado, aunque tenga todavía ese sabor amargo de no ser campeona. “Ha sido una experiencia enriquecedora que me ha dejado grandes enseñanzas. Mi ‘profe’ (Renzo Merello) siempre nos dice que quienes hemos estado en selecciones de la ‘U’, saldremos con algo más que solamente el conocimiento que se entrega en el aula. Aprendes a trabajar en equipo por conseguir un objetivo, la tolerancia a la frustración, perseverar por algo, ser resiliente. El deporte te entrega valores para la vida”, asegura.

Y aquello la ilusiona de cara a este año, donde van primeras en la tabla junto a UdeC igualadas en puntos, aunque con un partido más. “Ha sido entretenido, porque ha subido el nivel de Adesup. Antes llegabas con lo justo a jugar y la UdeC siempre tuvo un equipo prepara do, con solo pisar la cancha ya ganaba. Hoy el nivel es súper parejo y ya no se sabe quién ganará, porque siempre se van sumando candidatos al primer lugar”, afirmó Suárez.

¿Y el futuro?

Sobre como proyecta su vida, Suárez indicó que “quiero vivir ligada al deporte y quizás me gustaría aportar en el ámbito formativo. La carrera da armas para educar desde la base que son los niños, partiendo por entregar hábitos de vida saludable”.

Eso sí, sentenció que “me gustaría jugar un tiempo más. Siento que tengo algo más que entregar y quiero ser campeona. Todavía no puedo sacarme ese objetivo de la cabeza. Estamos desesperadas, como equipo, por salir campeonas. Necesitamos ganar algo. Queremos una copa”.

Etiquetas