Deportes

Francia derrotó a Bélgica: ganó con solidez y va por su segunda Copa del Mundo

Galos estarán en la final por tercera vez en los últimos seis mundiales.

Por: Ricardo Cárcamo | 11 de Julio 2018
Fotografía: Gentileza Fifa.com

Por cómo llegaron a esta semifinal, para muchos el duelo entre Francia y Bélgica aparecía como la final adelantada de Rusia 2018. Y en la cancha, ambos elencos respondieron a ese cartel, entregando un encuentro de trámite intenso, con dominio compartido y donde los galos se quedaron con el premio mayor. Un cabezazo de Umtiti les dio el boleto a la final, instancia que jugarán por tercera vez en los últimos seis mundiales.

Al inicio, los belgas tuvieron las chances más claras para abrir la cuenta. Primero fue Hazard, que sacó un remate que se fue desviado por poco a los 19’, y tres minutos después Lloris estuvo notable para sacar el disparo de Alderweireld. El meta galo no luce tanto, pero al igual que frente a Uruguay, apareció en momentos claves del encuentro para mantener el cero en su portería.

El trámite era de alto ritmo, con Bélgica dominando la posesión del balón, pero con Francia sacando provecho con su rapidez cuando tomaba el control de la pelota. A los 31’, lo tuvo Giroud, y confirmó que en este Mundial no anda derecho con el arco. No fue la única del “9” francés, pero nunca pudo acertar y así marcar su primer gol en la copa.

La más clara antes del descanso también fue para los “bleus”. Tras notable pase de Mbappé, Pavard quedó solo ante Courtois a los 40’, pero el meta del Chelsea salvó de manera notable con su pie para mantener el cero.

En la segunda fracción, a los pocos minutos llegó el que a la postre sería el único tanto del encuentro. Tiro de esquina ejecutado por Griezmann, y Umtiti le ganó el quien vive a Fellaini._Con un certero desvío de cabeza, puso el 1-0, en un resultado que asomaba justo por lo visto hasta el momento.

Con la ventaja en el marcador, Francia volvió al libreto que mostró casi siempre en toda la copa cuando estuvo arriba: juego pausado, buen repliegue defensivo y apostando a alguna contra para liquidar. Bélgica sumó a Mertens en ataque, que tomó el lugar de un bajísimo Dembelé y apostaba por ser un mejor acompañante para Lukaku.

De Bruyne y Hazard buscaban desequilibrar viniendo con pelota dominada desde más atrás, pero la mayor parte del tiempo se encontraron con el muro que ponían Kanté y Matuidi en el medio. Y cuando no, le llegó la pelota por lo general a Lukaku, que se vio poco fino en relación a juegos anteriores en la puntada final.

Un remate de Witsel a los 81’ fue lo más claro de los dirigidos por Roberto Martínez en la recta final, mientras Francia tuvo una clarísima a los 95’, cuando Tolisso ingresó solo por la izquierda, pero Courtois estuvo sensacional para sacar su remate al córner. Ahí se cerró el encuentro, que pone a los galos en una nueva final. Mientras, los belgas deberán seguir esperando para jugar su primera definición.

Etiquetas