Deportes

Noche de fiesta de Fernández Vial: 115 años de pasión aurinegra

Por: Diario Concepción | 13 de Junio 2018
Fotografía: Lukas Jara M.

La fiesta aurinegra será en grande. Ayer llegó a la zona Peñarol, invitado de lujo para el segundo partido internacional de la “Maquinita” este semestre, pero esta vez doblemente especial: será la celebración de los 115 años de vida, frente a un club con el que lo hermanan muchas cosas, como sus colores, origen y la garra característica. El mítico equipo uruguayo y varias otras sorpresas animarán este carnaval que espera convocar cerca de 8 mil personas en tribunas. Esta vez, locales y adversarios, todos estarán vestidos de amarillo y negro.

El también centenario equipo uruguayo llegó ayer a la zona, con 18 jugadores, entre los que destacan Rodrigo Piñeiro (seleccionado Sub 20) y el atacante Brian Rodríguez, todos muy jóvenes y haciendo un gran sacrificio: tendrán que ver en avión, al regreso, el debut de su país en la Copa del Mundo frente a Egipto.

Pero este encuentro tendrá varios atractivos más, como la presencia del ayudante técnico de Molins, Roberto Muñoz, en cancha. El “Zorro” es uno de los emblemas del último Vial que peleó algo importante, cuando disputaron la liguilla por el ascenso contra Palestino, el 2006. Junto a él, otro de casa que hizo carrera: Arturo Sanhueza, multicampeón con el Colo Colo de Borghi. Ambos disputarán algunos minutos vestidos de corto.

Pero el gran atractivo será ver en el campo de juego a Elías Figueroa, el mejor futbolista chileno de todos los tiempos, que jugó en Peñarol entre 1967 y 1971 y fue dos veces campeón de Uruguay, como figura, y compartió cancha con los históricos Cubilla, Spencer y Mazurkiewicz. “Don Elías”, a los 71 años, jugará 5 minutos, de manera simbólica.

Y si de homenajes se trata, hay otro que también lo merece, pero como ídolo de ambas escuadras: Nelson Bonifacio Acosta. El “Pelado”, que llevó a Chile a Francia ‘98 y el bronce olímpico, fue volante y técnico de Fernández Vial en la década del ‘80 y a sus 74 años vive un delicado momento de salud. Uno de sus hijos estará presente en el estadio. Acosta fue tricampeón del fútbol uruguayo defendiendo la aurinegra (1973, 1974 y 1975) antes de hacer las maletas y venir a Everton.

Un partido que es más que simplemente minutos de juego. Es un encuentro de generaciones y mucha historia dentro y fuera de la cancha. Hasta Richard Zambrano viajó el lunes desde México para ver este partido que Vial pretendía armar desde que cumplió los 100 años. Esta vez es una realidad y habrá que ver si la gente responde. Lo que pasa en el torneo local ya es otro cuento.

Etiquetas