Deportes

El significado de la actividad física

Por: Diario Concepción | 16 de Abril 2018
Fotografía: Archivo

Marisol González Carvajal
Nutricionista
Docente Facultad de Medicina Ucsc

Hoy en día, vemos una creciente serie de actividades que promocionan una vida activa, desde movidas y dinámicas clases de zumba, corridas recreativas o de competencia, cicletadas, etc. Actividades que divierten y desestresan, y también nos sirven para socializar con personas que gustan lo mismo que nosotros, y que además entregan beneficios a nivel salud, y eso ¡se nota! Algunos son reducir los riesgos de padecer hipertensión, cáncer de mama y de colon, diabetes y depresión; mejorar la salud cardiovascular y ósea, como también ayuda al equilibrio calórico y el control del peso.

Si realizamos cierto tipo de actividades, comenzamos a acercarnos a conceptos que en inicio pueden significarnos lo mismo, pero que en la realidad son distintos. Empecemos definiendo de manera simple y práctica el término actividad física (AF), el cual difiere de la terminología ejercicio. La AF es cualquier movimiento que genera nuestro cuerpo producido por los músculos esqueléticos y que nos demanda gasto de energía. Sin embargo, cuando nos referimos al ejercicio, estamos hablando que es una variedad de la actividad física, pero que es planificada, estructurada, repetitiva y realizada con el claro objetivo de mejorar o mantener la aptitud física.

Entonces, ¿qué es el sedentarismo? Podemos decir que es la falta de movimiento durante las horas de vigilia a lo largo del día, y que se caracteriza por actividades que sobrepasan levemente el gasto energético basal como, por ejemplo: ver TV, estar acostado o sentado. ¿Será lo mismo que la inactividad física? No, no es lo mismo.

Utilizaremos el concepto de inactividad física cuando no se estén cumpliendo las recomendaciones mínimas internacionales de actividad física para la salud de la población (según OMS 150 minutos semanales de ejercicio o actividad física aeróbica de intensidad moderada, o 75 minutos semanales de ejercicio aeróbico vigoroso, o la realización combinada y equivalente de actividades de intensidades moderadas y vigorosas). Es importante saber que, si bien, algunas personas puedan cumplir con lo anterior, al mismo tiempo estos individuos pueden ocupar gran parte del día en actividades de tipo sedentarias.

Pero, ¿cómo se encontrará Chile ante esta situación? De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Salud (2017), están en inactividad física “aquellos individuos que en los últimos 30 días no practicaron deporte o no realizaron actividad física fuera de su horario de trabajo, durante 30 minutos o más cada vez, 3 o más veces por semana”.

O sea, aquellos individuos que no cumplían con las recomendaciones de la OMS. El resultado es desalentador, dado que el 86,7% no cumple con las recomendaciones mínimas, y a esto se le suma que un 86,2% se le atribuye a la población de entre 30 y 49 años; y un 93% a la población de edades entre 50 y 64 años. Esto, puede explicarse por el cansancio de las extensas jornadas de trabajo, los trayectos en locomoción o incluso porque teniendo el tiempo, no lo hacemos por pereza.

Pero considerando el Día de la Actividad Física, creo que es importante hacer un cambio y motivar a nuestros hijos (25,3% de niños en Primero Básico presenta obesidad), a salir del sedentarismo y poner en sus manos algo más que celulares y computadores.

Etiquetas