Deportes

Katherinne Wollermann: “Con este nuevo bote creo que podré volar sobre el agua”

Por: Samuel Esparza | 12 de Abril 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

La mejor paracanoísta panamericana recibió un kayak de última generación, donado por la marca polaca, y que fue traído por una empresa local. Hito que marcará su carrera.

Wollermann se levantó de madrugada para comenzar su largo entrenamiento en la Laguna Chica de San Pedro de la Paz. Lo que no se imaginó la campeona panamericana de paracanotaje es que esta vez su rutina sería interrumpida para verla cumplir un sueño de años, más bien desde que empezó en el deporte.

Fue su entrenador, Ariel Rubilar, quien la llamó afuera de la sala de pesas. Ahí la esperaba un flamante parakayak de la marca polaca Plastex, líder mundial en este tipo de embarcaciones y que, de esta manera, concretaba una donación cercana a los 3 millones 500 mil pesos a su deportista favorita, quien no aguanto las lágrimas al ver concretado tan largo anhelo.

“¿En serio es para mí? No puedo creer que esté aquí, Plastex es lo mejor de lo mejor. Llevo cuatro años en esto y no tenía bote, con esto voy a bajar muchos segundos, siento que voy a poder volar sobre el agua. Gracias, muchas gracias”, atinó a decir la esforzada deportista entre sollozos y todavía sin dar crédito a lo que veían sus ojos.

Largo periplo

El bote llegó directo de Polonia y los costos de importación (que bordea el millón y medio de pesos), fueron cubiertos por la empresa penquista Isolcork, dedicada a la fabricación de corcho como revestimiento para la construcción. Su fundador y gerente comercial, Mario Palma, se refirió a la motivación para participar en la iniciativa.

“La gestión con Polonia tiene cerca de un año y la travesía duró tres meses. Con las herramientas que maneja la empresa, nos ocupamos de lo relacionado al transporte marítimo. Hicimos un encofrado de 200 kilos de madera con protecciones por ambos lados, cuando llegó lo fuimos a buscar a Valparaíso y lo tuvimos un mes guardado en nuestras bodegas de Santiago. Quisimos apoyar porque ella es una gran deportista, con un tremendo potencial y siempre quisimos ayudarla. Así que concretarlo de esta manera es muy satisfactorio”, detalló.

Un antes y un después

Ariel Rubilar, entrenador de la deportista, explicó lo que significa este aporte. “Es uno de los hitos más importantes de su carrera, así de relevante. Ella practicaba en un bote escuela de formación y que no tiene las condiciones de competitividad. Técnicamente perdía muchas habilidades porque es más corto, angosto e inestable; además, es de fibra de vidrio que es demasiado flexible, lo que genera roce en el agua e impide un buen desplazamiento”, precisó.

“Mientras que este Plastex es rígido y se desplaza perfecto. Ahora por fin practicará en el bote donde competirá, no perderemos tiempo en adaptación. Seguro mejorará el rendimiento, técnicamente marcará un antes y un después, ya que trabajaremos igual que en cada torneo internacional”, cerró.

Etiquetas