Deportes

La Región ganó el Nacional de Halterofilia: cuando ponen a prueba la fuerza de Bío Bío no hay rivales

Por: Samuel Esparza | 10 de Abril 2018
Fotografía: Lukas Jara M.

Notables estuvieron los pesistas de San Pedro de la Paz, Curanilahue, Cañete y Concepción en el evento hecho en Santiago. Eduardo y Diego Soto clasificaron a los Odesur.

Cargada de laureles volvió la delegación de Bío Bío que disputó el Nacional de Halterofilia Adulto y Juvenil, en el Centro de Entrenamiento Olímpico (CEO) de Santiago.

Alrededor de 200 de los mejores exponentes, de Arica a Punta Arenas, se dieron cita en el certamen clasificatorio a los más importantes torneos del año, como los Juegos Odesur de Cochabamba y los Panamericanos Sub 17, Juvenil y Adulto. De ahí que se hiciera presente en pleno el cuerpo técnico chileno encabezado por el head coach, Gregory Panchev.

Un escenario donde la Región confirmó que se mantiene al tope de la disciplina, con la mayor cantidad de medallas y marcas desde los más jóvenes hasta los adultos.

Prueba de ello, fue lo acontecido con los hermanos sampedrinos, Diego y Eduardo Soto, quienes cumplieron las exigentes marcas para los Juegos Suramericanos de Bolivia, convirtiéndose en los primeros clasificados regionales.

Fiesta en San Pedro

A cargo del DT Cristián Cerro, hizo su debut en estas lides el recién creado Club San Pedro de la Paz, consiguiendo grandes resultados, partiendo por los hermanos Soto.

Diego, en la división de los 56 kilos de peso corporal, levantó 98 kilos de Arranque y 122 kilos de Envión, cumpliendo la marca de 220 kilos de Total Olímpico para Cochabamba. Y Eduardo, con 115 de Arranque y 145 de Envión en la categoría 69 kilos, llegó a los 260 kilos de Total Olímpico para los Odesur.

Presentación meritoria, a juicio del técnico del CER Bío Bío, Daniel Camousseigt. “Es extraordinario. Diego no está dedicado a la halterofilia, trabaja todo el día en algo extenuante como repartidor mayorista y empezó a entrenar hace un mes, en tiempos libres. Pero tiene un tremendo bagaje y técnicamente es muy bueno. Lo mismo que Eduardo, estudiante de la UdeC y que debe compatibilizar estudio con entrenamiento”, destacó.

También del Club San Pedro es Aldair Castro (18 años) que, en 62 kilos juvenil, fue oro en Arranque con 109 kilos y plata en Envión con 115 kilos. Lo mismo que Constanza Aránguiz, quien ganó tres medallas de plata en 75 kilos. “Muy bueno porque todos son parte del CER del IND”, sentenció Camousseigt.

Por su parte, el Club Chaimávida de Chiguayante, liderado por el recordman chileno y hoy entrenador, Jaime Iturra, celebró con Sergio Ocares, bronce en 69 kilos de peso corporal, con 94 y 110 kilos.

Pitbull por dos

Quien también brilló, como deportista y entrenador, fue Francisco Barrera. El “Pitbull” debutó en la división de los 62 kilos (su categoría natural es 56), consiguiendo medalla de plata con 109 kilos de arranque y 138 kilos de Envión, superado por el cubano nacionalizado, Julio Acosta, y a un paso de la mínima Odesur. La buena noticia es que el head coach habló con él y lo llamará para una concentración para intentar hacer la marca.

“Fue bueno, ya que no entreno a diario y llevo un par de meses con el peso correcto de la división. Intenté 144 de Envión, pero fallé en el yerk, con eso ganaba porque Julio hizo 141. Espero a fin de año estar adaptado e intentar ganarle”, dijo.

Barrera participó como técnico de Claudia Oliva, quien se consagró campeona de la categoría 69 kilos con 70 kilos en Arranque y 89 kilos de Envión. “Cuatro semanas antes tuvo una lesión en el hombro. Pero ella es talentosa y tiene muy buena cabeza para competir; en Arranque hizo su mejor marca y en Envión estuvo a un kilo. Espero grandes cosas de ella y meterla pronto en la selección”, cerró.

Curanilahue volvió a brillar

Para aplaudir también fue lo realizado por Curanilahue, donde Brandon Medina se tituló campeón juvenil categoría 94 kilos, con 108 kilos de Arranque y 141 de Envión. Lo mismo Alejandro Guanteo, oro adulto en 69 kilos, con 110 kilos de Arranque y 134 kilos de Envión. En tanto, José Rodríguez, fue segundo lugar adulto categoría 77 kilos.

En damas, Gladys Medina fue oro en adultos 63 kilos, levantando 71 kilos de Arranque y 93 kilos de Envión, mientras Mariela González fue plata juvenil en 53 kilos. Asimismo, Agatha Rubio (Los Álamos) fue oro en 48 kilos juvenil, con marca de 43 kilos en Arranque y 60 kilos en Envión, a un kilo de ganar dos medallas de bronce en Adulto.

El DT del polo de desarrollo de Curanilahue, Cristopher Sanhueza, se mostró satisfecho. “En la Región existe una tremenda base, tenemos pesas en muchas comunas y cada vez se suman más, lo que nos traerá más triunfos nacionales y medallas internacionales a futuro. Agradecer el apoyo de las municipalidades de Los Álamos y Curanilahue a través de sus departamentos de Educación, y del IND”, dijo.

En Cañete mantuvieron el nivel de potencia

Otro polo de desarrollo que tuvo un importante rendimiento fue el de Cañete, al mando del entrenador, Juan Carlos Contreras.

Yerika Ríos fue figura en categoría 63 kilos, logrando la plata juvenil con marcas de 62 kilos de Arranque y 74 de Envión, mientras que en Adulto salió cuarta. En tanto, Catalina Wallis logró el bronce juvenil en 75 kilos.

En los varones, Melinton Baeza fue campeón en juvenil y adulto de los +105 kilos, con 122 y 156 kilos. Mientras que Ángelo Ferreira, fue plata juvenil, con 109 y 128 kilos.

Etiquetas