Deportes

MOTORES"18: Test drive, Hyundai Azera 2018

Por: Daniel Kuschel | 09 de Abril 2018
Fotografía: Gentileza Hyundai

La sexta generación del Hyundai Azera llegó a Chile con un renovado diseño y el objetivo de pelear firmemente en el segmento de los sedán de alta gama.

De entrada, su presencia impresiona. Con sus casi 5 metros de largo, es un auto cuyo estilo no pasa desapercibido durante la primera revisión de su diseño y aerodinámica. Ya su diseño le da líneas más modernas, dado su capó más largo y su parabrisas más plano, junto a otros detalles que le entregan un estilo diferente. El despegue desde el suelo no es muy alto, lo que ayuda a la estabilidad del auto, aunque ese aspecto requiere un periodo de acostumbramiento a las dimensiones del conductor.

El interior es de lujo, con asientos de cuero, y un fino acabado tanto en los tableros y en los detalles. Además, entrega un gran espacio interior, y en la versión tope de línea, que fue la inspeccionada agrega el techo corredizo que aporta una gran luminosidad al interior del vehículo. En lo que respecta a la perfomance, posee cuatro modos de conducción que pueden ser intercambiados de acuerdo a las condiciones del tráfico y el terreno en el que se desplace. Es un auto de ciudad, y en ella, su suspensión copia perfectamente cualquier irregularidad del pavimento, mientras que con su velocidad crucero y otros detalles, en carretera entrega una sensación segura y agradable a la conducción. Además, posee un modo deportivo que permite tener otra sensación con el auto, con una dirección un poco más dura, sinónimo de mayor control del vehículo.

Su motor de 3.0 litros y su caja automática de 8 velocidades entrega una gran respuesta ante la necesidad de aceleración rápida, en tanto que sus medidas de seguridad aportan también un frenado seguro y también alertas del esta do del tráfico, con detalles como el sensor de acercamiento y de punto ciego en los espejos retrovisores. El nuevo Azera es un auto hecho para ser utilizado en momentos que se necesita lujo, con precios que van desde los $20.990.000 para la versión de entrada, y los $25.490.000 para la de alta gama, en un auto del que Hyundai espera colocar unas 60 unidades anuales en el mercado chileno.

Etiquetas