Deportes

La U saca la cara por el fútbol chileno y vence a Vasco Da Gama en Brasil

Por: La Tercera | 14 de Marzo 2018
Fotografía: Lance | Agencia UNO

El debut de Universidad de Chile en la Copa Libertadores fue más que ideal. Sacando la cara por el vilipendiado fútbol chileno, los azules dieron el golpe y vencieron por 0-1 al Vasco da Gama, en Brasil.

El día de la verdad para Guillermo Hoyos y sus pupilos, el momento para saber si uno de los planteles más millonarios del medio local estaba preparado para rendir en el concierto internacional, más aún luego de los desastrosos resultados de los clubes nacionales tanto en la Libertadores como en la Sudamericana. Era un peso más en la mochila de los laicos, que ya tiene suficiente peso al encontrarse con semejantes rivales en el grupo 5: Vasco, Racing y Cruzeiro. Nada menor.

Lance | Agencia UNO

No obstante, el elenco de Río de Janeiro demostró que no es nada del otro mundo. Más allá del nombre, de su historia, de las luces que genera por el solo hecho de ser brasileño, el club que comanda Zé Ricardo (el mismo que dirigía al Flamengo que enfrentó a la UC en la Copa del año pasado) no impone un estilo avasallador ni sobresale por su velocidad ofensiva. Al contrario.

De hecho, fue Universidad de Chile la que agarró el timón en el arranque del partido. No se escondió ni elaboró un planteo extremadamente defensivo. Buscó a Vasco, lo que incomodó al local, que seguramente pensó, haciendo una proyección del cotejo, que el equipo chileno iba a meterse atrás y apelar al contragolpe.

Sin los suspendidos Lorenzo Reyes y Gonzalo Jara, Hoyos tuvo que poner en el Sao Janoario un par de cambios. Uno tan llamativo como esperado era el de Rafael Vaz. El zaguero brasileño tuvo sus primeros minutos como jugador azul, como central izquierdo en la línea de tres puesta por el DT. Más allá de las pifias que recibió cada vez que tocó el balón, el defensa aprobó el examen, aunque eso no significa que tenga que demostrar más por la experiencia internacional que tiene. En el segundo lapso, tuvo varios yerros a la hora de rechazar la pelota.

Quizás por los pobres rendimientos de los clubes chilenos en el continente, el pronóstico para la U iba en la misma sintonía, pero no fue así. En los primeros 45′, Vasco realizó una pobre performance, con escaso poder ofensivo e incapaz de superar a la defensa universitaria. De hecho, la única ocasión de gol que generaron se produjo por un fallo de Johnny Herrera. En los 34’, un mal saque del golero provocó que el colombiano Riascos (que bien pudo ser expulsado por una fea falta sobre Vaz) sacara un remate y el balón dio en el travesaño. Y nada más del local.

Lance | Agencia UNO

Fue un muy buen partido el que hizo la U, aunque tiene una tarea por mejorar: la faceta ofensiva. No gozó de mucha profundidad en los metros finales. El ataque universitario, la dupla Soteldo-Pinilla, funcionó a medias. El 9 no fue tan 9. En su primera Copa Libertadores, el goleador se puso el overol. Fue al choque, pasado de revoluciones por momentos, y pasó más abierto que centralizado. Por su parte, el venezolano todavía no asume un rol preponderante en la U. No aportó el desequilibrio que se supone que debe poner.

Uno que de a poco se fue afirmando en la cancha fue Ángelo Araos. El ex Antofagasta fue de los mejores valores de la U en el segundo tiempo, la llave para una victoria importantísima. En los 66’, puso un aviso, luego de que un disparo suyo fuera desviado por el golero Martín Silva. Once minutos más tarde, el estallido.

Luego de un lateral de Beausejour, Araos gana su posición en el área y saca un tiro rasante, que no pudo controlar el experimentado golero uruguayo. No era nada raro por el trámite. Fue el conjunto azul el que hizo más méritos para imponerse. De paso, presenta sus credenciales en una zona muy compleja. El próximo desafío será ante el Racing de Lautaro Martínez, en el Estadio Nacional.

Con el de hoy, Universidad de Chile suma su cuarta victoria en Brasil, erigiéndose como el club nacional con más victorias en ese país, en la sumatoría de todas las competiciones. Una satisfacción en medio de una de las crisis más profundas de nuestro fútbol.

Etiquetas