Deportes

Vóleibol de Adicpa: Una competencia que crece en cantidad y también en calidad

Por: Ricardo Cárcamo | 12 de Febrero 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

A nivel general en el Gran Concepción, el vóleibol es uno de los deportes que ha crecido de manera importante. Ello también se ha visto replicado en la Asociación Deportiva Integrada y Cultural de Colegios Particulares de la Región del Bío Bío (Adicpa), donde la competencia ha tenido una interesante evolución.

Así lo comentó Edgardo Jara, coordinador de la disciplina, quien partió señalando la manera en que está estructurada la competición.

Adicpa está dividido en dos semestres. El primero, el proceso va por la línea del IND, buscando la representación provincial y regional en los niveles Infantil e Intermedio. El segundo es solo para la Asociación, en dos campeonatos separados. En general, de una u otra manera, se centran los trabajos de los colegios en función de todas sus categorías. El 2017 se acordó en reunión ampliada trabajar con tres series, partiendo con los Mini, que es una categoría de formación, con método de encuentros de mini voley, donde se adapta la cancha, el número de jugadores y el reglamento. Tiene un carácter recreativo, lúdico. Los equipos tienen cuatro jugadores por lado, en una cancha más pequeña, con un balón más liviano”, dijo.

Al respecto, agregó que “las categorías Infantil y Selección son de carácter competitivo, y en ese aspecto, participan 15 colegios Infantil y la misma cantidad en Selección. Se separan por grupos, en tres zonas de cinco, todos contra todos. Terminando, sale un ganador por cada uno y se agrega el mejor segundo de todos los grupos, y estos 4 equipos (Infantil damas y varones, y Selección damas y varones) juegan un todos contra todos en cada serie. En un solo día, caja conjunto disputa tres encuentros, y el que logra más puntos es el campeón”.

Mayor kilometraje

Jara indicó que, por lo general, el número de colegios que toman parte de la disciplina se mantiene a lo largo de una temporada, y quienes se comprometen a jugar la competencia lo hacen efectivamente.

“Solo un colegio desistió de una categoría luego de haberla inscrito. Pero se mantiene el número, no cambia mucho. Es más, en comparación con los últimos seis, siete años, ha ido aumentando la cantidad de participantes en Adicpa”, dijo.

Además, detalló cómo se realiza la serie Mini, y comentó que “es para menores de 8 a 11 años, chicos que participan de estos encuentros que son verdaderos festivales de vóleibol. La última vez fue en el Colegio Inglés con cuatro canchas, dos para damas y dos para varones, y se juega por tiempo, 10 minutos continuados. Luego, se van rotando y también se hacen grupos, jugando todos contra todos”.

En ese sentido, agregó que “no hay premiación, pues sólo se busca la participación. Igual hay puntuación, cada cancha tiene un árbitro, pero el fin es que tengan hartos partidos, tener una jornada de encuentro y jugar con colegios distintos. Se hicieron dos festivales, ambos en el Colegio Inglés, con cerca de diez establecimientos. También hubo campeonatos mini en otros colegios, pero eso es con invitaciones y externo a Adicpa”.

En cuanto al nivel de las series competitivas, Jara aseguró que ha ido en aumento con el paso de los años, principalmente porque hay muchos alumnos que, además de jugar por sus colegios, también lo hacen por clubes regionales.

“En general, los colegios que están saliendo en los primeros lugares tienen chicos que participan de clubes también, y eso genera que su nivel sea alto. Hay ciertas diferencias que obviamente se notan entre colegios, pues nan hasta cinco veces a la semana, y jugando campeonatos de forma paralela con sus clubes y el colegio”, aseveró.

Por ello, Jara agregó que “se dan brechas en lo competitivo, y tratamos de suplir eso en los grupos, pero se empezaron a hacer por sorteo por preferencia de los mismos colegios”.

Respecto a los desafíos para este 2018, el coordinador del vóleibol de Adicpa planteó dos. “Primero, se necesita potenciar un mayor número de horas para poder generar encuentros no solo los sábados, sino también otro día en la semana, y así realizar un torneo más largo, más partidos y tengan la posibilidad de jugar con otros colegios. Los días sábado no da abasto, y una buena alternativa sería un fixture flexible, que permita jugar en la semana. Eso hasta ahora no está aprobado por el directorio de Adicpa. Pero sería un campeonato más rico, sin tener la restricción del fin de semana que a veces complica a algunos colegios. Y segundo, generar más espacios y disponibilidad para los menores, para jugar con las categorías Mini e Infantil, pues así se le da una motivación a la etapa inicial, trabajar en la formación. Por cumplir con las fechas y llevar el campeonato con regularidad, a veces eso se descuida un poco”.

Etiquetas