Deportes

Las vías para apoyar a los héroes del deporte regional

Por: Samuel Esparza 22 de Mayo 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela

Que el deporte amateur es casi un apostolado en Chile, constituye una realidad que no resiste análisis. Hoy abundan los ejemplos de deportistas que dejaron de lado familias, carreras universitarias y hasta trabajos, todo para seguir un sueño olímpico. En muchos de esos casos, luchando de manera casi quijotesca con la falta de recursos.

Realidad que no es sólo de ahora. Conocido fue hace unas dos décadas el caso de patinadores chilenos que, en unos Panamericanos en el extranjero, para alimentarse buscaban en la basura de restaurantes con la esperanza de encontrar vales, pues la plata no les alcanzaba.

Y es que a lo largo de su historia, el deporte chileno ha dado para todo. Aunque con el boom de las redes sociales la realidad sea más notoria en el último tiempo, en que también un número mayor de exponentes participan de eventos internacionales lidiando con la envidiable realidad de otros países, incluso en Sudamérica, donde naciones como Colombia y Venezuela han dado saltos exponenciales hacia el alto rendimiento.

Empresas en deuda

Fue en los Juegos Suramericanos de Santiago 2014 cuando deportistas nacionales lograron su mayor exposición. Un gran éxito mediático, pero sólo para algunos en términos económicos, lo que se reflejó en que no más de una docena logró proyectar sus carreras al ambiente de la publicidad.

Una de ellas fue la penquista Isidora Jiménez, quien pese a no brillar en lo personal (quinta en los 100 y 200 metros planos), le bastó su carisma y la medalla de plata -con récord nacional incluido- en la posta 4 x100, para comenzar una fructífera relación con tres empresas que, con el tiempo, se han multiplicado. La cara opuesta fue Víctor Aravena, quien pese a ser una de las mayores figuras chilenas, con todo un país viendo cómo ganaba el oro en los 5 mil metros planos, no consiguió ningún auspicio, excepto canjes de indumentaria.

Gobierno se ocupa

El ciclo olímpico que culminó en Río de Janeiro 2016, fue donde los deportistas nacionales contaron con más recursos para su preparación. Todo partió una década atrás, con la instauración en el país del Plan ADO (Asociación de Deportistas Olímpicos), creado para impulsar la carrera de los deportistas de proyección, a través de recursos gestionados vía donaciones de empresas privadas.

La estructura de ayuda gubernamental la completan el Instituto Nacional de Deportes (IND) con sus distintos programas y el Comité Olímpico de Chile (Coch), que tiene como una de sus funciones respaldar a los exponentes chilenos de mejor desempeño en eventos internacional.

Pero los espacios de patrocinio para deportistas nacionales no se agotan ahí, porque tanto las municipalidades e incluso entidades como el Injuv, poseen programas que son ocupados por clubes y asociaciones.

IND, aporte con varios caminos

Como entidad eminentemente deportiva, el IND es quien ofrece la más amplia gama de vías de apoyo, que se dividen en dos grandes áreas.

Una son los Programas Deportivos, que incluyen Deporte para Todos, Formación para el Deporte, Rendimiento Deportivo y Deportes Competitivos. En los tres primeros, aparecen reconocidas instancias como Calles Abiertas, Deporte Inclusivo y Jardines Activos. Mientras que el ítem Deporte Competitivo, comprende programas del tipo Juegos Deportivos, Ligas Deportivas de Educación Superior y Juegos Sudamericanos Escolares.

Para acceder a los Programas Deportivos, el IND convoca a entidades y éstas postulan indicando cantidad de programas. A partir de ahí, se desarrolla el resto del proceso.

La otra gran área la constituyen los Proyectos Deportivos, cuyo plan estrella es el Fondeporte. Creado por la Ley del Deporte 19.712, tiene por objeto financiar, total o parcialmente, proyectos, programas, actividades y medidas de fomento, ejecución, práctica y desarrollo del deporte. Se puede optar a través de Concursabilidad (un llamado anual en el segundo semestre) o por Asignación Directa (durante todo el año según parámetros de postulación).

Otra instancia de esta mega área son las Donaciones, franquicia tributaria de la Ley N° 19.712. Se trata de un incentivo tributario para personas naturales y personas jurídicas, que consiste en rebajar el 50% o el 35% del monto donado, y complementa los fondos que el Estado destina al deporte. Pueden postular las entidades públicas, organizaciones deportivas incorporadas al Registro Nacional, corporaciones de alto rendimiento y las corporaciones municipales de deportes.

Se postula los segundos semestres de cada año, cuando el IND llama a Concurso Público, y cada organización puede presentar un máximo de 20 proyectos.

Para los mejores, está Proddar

A nivel nacional, el IND también posee un sistema de becas para deportistas de alto rendimiento, conocido como Proddar. Pueden acceder aquellos exponentes federados que cumplan con un logro técnico determinado en la categoría juvenil o adulto en eventos deportivos del ciclo olímpico, internacionales específicos, Sudamericanos, Panamericanos y Mundiales, tanto convencionales como adaptados.

La postulación puede ser presentada por la federación respectiva, el Coch, o su símil paralímpico, además del mismo deportista. El periodo de permanencia mínimo en el programa es de un año.

Los atletas Víctor Aravena, con un aporte mensual de $674.871 e Isidora Jiménez ($539.896); los canoístas Jeanareth Valenzuela ($404.923), Jean Valdebenito ($539.896) y Cristián Vera ($337.435); los ciclistas Gonzalo Garrido ($404.923) y Flor Palma ($404.923); los pesistas Francisco Barrera ($539.896) y Eduardo Soto ($404.923 ); la kayakista paralímpica Katherine Wollermann ($674.871); los remeros César Abaroa ($539.896), Alfredo Abraham ($337.435), Antonia Abraham ($944.819 ),Ignacio Abraham ($404.923), Melita Abraham ($944.819), y Felipe Cárdenas ($674.871), con los tenimesistas Felipe Olivares y Paulina Vega ($539.896), son los deportistas regionales con esta ayuda hoy. Lo propio, el joven canoísta de 15 años, Joaquín Cataldo, como proyecto deportivo.

Gore y una ayuda constante

Otro medio que pueden utilizar los deportistas, clubes o asociaciones deportivas, es el Gobierno Regional (Gore), que ofrece una relevante instancia: la Subvención Deportiva (Fndr), que tiene por meta masificar la actividad física y fortalecer el nivel formativo de niños y jóvenes, así como contribuir a mejorar los resultados deportivos.

Pueden postular entidades públicas, municipalidades y asociaciones de municipalidades, e instituciones privadas sin fines de lucro. Los lineamientos de postulación son Deporte Recreativo, Deporte Formativo, Capacitación y Deporte Competitivo, esta última destinada a deportistas e instituciones, y deportistas destacados.

Los gastos que financia el fondo son: honorarios; equipamiento e implementación; gastos generales y difusión. En cuanto a la cantidad de proyectos que puede postular una institución, no hay límite.
En ese sentido, Julieta Ramwell, encargada de Subvención Deportiva Fndr, destacó que hasta fines de junio está abierto el segundo llamado, subrayando la baja participación de la mayoría de las provincias. “Hay una baja presentación de proyectos de Arauco, Bío Bío y Ñuble. Eso nos gustaría mejorar para generar una asignación de recursos más equilibrada. De ahí la importancia de la difusión, pues cuesta pesquisar a los potenciales postulantes de provincias. De hecho los días 30 y 31 de mayo, se están programando capacitaciones en Los Ángeles, Chillán y Lebu con este propósito”, adelantó.

Una especialidad beneficiado de este aporte, es el canotaje. Maite Méndez, presidenta de la asociación regional, explica por qué. “Para nosotros es una ayuda invaluable, gracias a la cual hemos preparado a palistas como Joaquín Cataldo, oro en el Sudamericano de Colombia y que se prepara para el Mundial Juvenil de Rumania, para luego entrenar el Panamericano específico de Quito. Sin la implementación y horas de trabajo, sería imposible”.

Al respecto, la dirigenta precisó el proyecto que acaban de obtener. “Nos ganamos un proyecto de $5 millones que recién rendimos, con el que compramos una canoa, GPS e indumentaria. Con el anterior compramos tres canoas y pagamos honorarios de los técnicos. Ahora, queremos dejar una flota de kayak con lo que la provincia quedaría potenciada. Agradecemos la guía de la señora Julieta y su equipo, siempre muy llanos a ayudarnos. Algo que también ocurre porque nuestra asociación jamás ha dejado de rendir un proyecto”, cerró.

Coch y Ado Chile

ADO Chile es una organización nacida en 2006 que, a través del apoyo técnico y económico a deportistas de alto rendimiento, se ha hecho parte clave del proceso de posicionar a Chile como un país competitivo a nivel internacional. Está constituida por cuatro tipos de socios: fundadores (IND y Coch); cooperadores (empresas privadas); deportivos (federaciones deportivas), y socios honorarios.

La corporación apoya a deportistas de alto rendimiento, así como los de categorías juveniles con proyección. Respaldo que se basa en un lineamiento dirigido al trabajo mancomunado con las federaciones deportivas y el Estado para lograr altos resultados en todo el proceso del ciclo olímpico, que comprende los Juegos Suramericanos, Panamericanos y JJOO, así como los torneos específicos de cada deporte en lo internacional.

Las opiniones en cuanto a su eficacia están divididas, aunque hay números que hablan por sí solos. Para el último ciclo olímpico, el Estado destinó más de $19 mil millones, de los cuales $1.060 millones fueron exclusivamente para la preparación de los 42 clasificados a Río de Janeiro. La suma más alta recibida por una delegación chilena en la historia olímpica, pero que no se tradujo en resultados, terminando sin medalla y muy lejos de países como Brasil, Argentina, Colombia y Venezuela.

Al respecto, hay un consagrado que tiene una visión crítica. Víctor Aravena, uno de los mejores atletas del país, dice que falta mucho para que el Coch cumpla con su misión de respaldar correctamente a los deportistas. “Puedo hablar del Coch, que me ha fallado mucho. Yo soy atleta Proddar, tengo títulos a nivel internacional, represento al país, pero no se me da toda la ayuda necesaria. Ahora me estoy preparando para el Sudamericano y me dejan esperando con los viáticos. Yo soy un apasionado de mi deporte, no me duele gastar plata de mi bolsillo. Es la décimo sexta vez que me toca pagar una preparación a un evento tan importante, lo hago para representar a mi país. Pero así es complicado”, dice.

Según Aravena, tendría para escribir un libro con las malas experiencias. “Cuando fui a España tuve que pedir un crédito de $3 millones, porque el Coch jamás me depositó el dinero, después de los Panamericanos estuve pagándolo dos años. Como me gusta tanto mi deporte, siempre invierto en mí, pero esta vez se pasaron de la raya. Yo no me siento parte del Team Chile, lo digo abiertamente. Soy chileno, represento a mi país y a Coronel con el corazón, pero me siento excluido”.

Educarse en proyectos

Con todos estos escenarios abiertos, la pregunta que cabe es si los dirigentes de clubes y asociaciones conocen en su plenitud el sistema de ayudas.

Para Tomás González, presidente de la Federación de Gimnasia, es una de las causas de que la ayuda no llegue a los deportistas. “Creo que las instancias están, hay que saber aprovecharlas. También es cierto que muchas veces es difícil llegar a la información del IND y ahí también hay un trabajo que ellos deben hacer. Mientras más claridad en el acceso a los recursos, será más positivo para los deportistas”, acotó.

Según Antonio Garretón, jefe nacional de Competiciones del IND, es un tema que están afrontando. “Tenemos distintos tipos de ayuda ya sea becas, proyectos, concursos y distintos instrumentos de apoyo para deportistas, clubes y asociaciones. El IND está trabajando en la capacitación para los dirigentes y acercar todos estos instrumentos”.

Y agregó, “tenemos una página web, un equipo de comunicaciones que está trabajando en pos del deporte. Estamos empecinados en ser visibles para los deportistas”.

Etiquetas