Ciudad

Nueva tecnología permite controlar la diabetes en forma remota

Por: Ximena Valenzuela 11 de Noviembre 2020
Fotografía: Cedida
Entre enero y mayo de 2020 se realizaron 2.421.242 consultas (entre controles y consultas nuevas de especialidad), según estadísticas entregadas por el Minsal, el número de atenciones representa una disminución de 38% en relación a las 3.881.895 consultas realizadas en el mismo período del año 2019.
La situación es preocupante, sobre todo, si se considera según el Repositorio del Departamento de Estadísticas e Información de Salud, Deis, que la Región tiene una prevalencia de diabetes del 36,6% del total de su población, es decir, cerca de 569.790 personas de Biobío la padecen, tomando como base la población total reportada en el Censo 2017.

Ante la baja de consultas generada por la pandemia, la telesalud y los dispositivos de monitoreo continuo de glucosa, temas relevados en el último Congreso Médico Abbott 2020, pueden ayudar a las personas que viven con diabetes a controlar mejor su salud de forma remota.

Carmen Gloria Bezanilla, directora de la Célula de Diabetes del Hospital Digital de Minsal, explicó que, si bien el tratamiento de diversas patologías de forma remota es hoy uno de los principales desafíos para los especialistas de la salud a nivel mundial, “en el campo de la diabetes, la telemedicina ha jugado un papel fundamental, ya que no solo permite trabajar en la prevención y el control, sino también en priorizar y brindar atención oportuna a quienes la necesitan”.

Dispositivos, que permiten a las personas con diabetes controlar continuamente sus niveles de glucosa, tales como el sistema FreeStyle Libre.“A diferencia de otros dispositivos que brindan una imagen del nivel de glucosa en un momento preciso del día, los dispositivos de monitoreo continuo de glucosa ofrecen una gran ventaja para la telemedicina en el control de las personas que viven con diabetes, ya que le brinda al médico una recopilación de datos sobre cómo cambian los niveles de glucosa con el tiempo. Gracias a esto, es posible visualizar patrones sobre cómo ha cambiado la glucosa durante el día y la noche: si ha subido, bajado o se ha mantenido estable, lo que permite tomar decisiones mucho más rápidas para indicar un cambio de tratamiento oportuno, si es necesario”,

Con esto, las personas con diabetes y los especialistas de salud pueden tomar decisiones informadas en conjunto para su tratamiento y, si es necesario, aplicar cambios en su estilo de vida, como en su dieta o frecuencia de actividad física, para controlar mejor sus niveles de glucosa. Por otro lado, estas tecnologías facilitan el intercambio de estos datos con los cuidadores y con los profesionales sanitarios en tiempo real, lo que favorece la monitorización médica remota.

Bezanilla señaló que “las personas se sienten más tranquilas y seguras gracias a la telemedicina, ya que a través de la salud digital se mantiene un control continuo, y se establece una relación más cercana no solo con su médico sino con diversos especialistas que les dan consejos para mantenerse saludables en su día a día”.

Etiquetas