Ciudad

Crean banco de huesos que facilitará trasplantes a bajo costo

La disminución en el valor del insumo, gracias a las donaciones, permitirá que cientos de pacientes accedan a este tipo de intervenciones quirúrgicas.

Por: Mauro Álvarez | 09 de Agosto 2019
Fotografía: Universidad de Concepción

El déficit de donaciones de órganos y tejidos que presenta Chile llevó a la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Concepción, FCB, patrocinada por el Servicio de Salud Concepción, a buscar la opción de cubrir la demanda existente, en lo que respecta a injertos de hueso en la zona macro sur, a través de la creación de una Unidad de Almacenamiento Transitorio, UAT, en el hospital Guillermo Grant Benavente.

El organismo, que dependerá de la Unidad de Procuramiento del Hggb, permitirá que puedan acceder a trasplantes pacientes cuyas patologías están excluidas del Plan Auge, así lo indicó el director alterno del proyecto, Francisco Verdugo.

“Actualmente, estas personas, para realizar su cirugía, deben asumir el alto costo que implica la compra de injerto óseo por medio de importadoras o bien recurrir al autoinjerto, lo que genera mayor comorbilidad, aumento de días cama y un sobre gasto presupuestario”, argumento.

Sobre cómo actuara el UAT, Verdugo explicó que permitirá recuperar material biológico que actualmente es desechado y que ahora será sometido a diversos procedimientos con el objetivo de cubrir la demanda de injertos de toda la jurisdicción del Servicio de Salud Concepción con un alto estándar de biovigilancia y de trazabilidad”.

Centro de referencia

En específico, esto permitirá contar con material óseo obtenido de diversos procedimientos quirúrgicos realizados en el Hospital Traumatológico, para utilizarlo en cirugías tales como: cabeza y cuello, maxilofaciales, traumatológicas, otorrinolaringológicas, neurológicas, reconstructivas, entre otras. Además, como paso siguiente, la nueva unidad podrá recibir donaciones de tejido amniótico y dermis para el tratamiento de heridas, úlceras, pie diabético y quemaduras, entre otras.

Sobre el trabajo con el Hospital Traumatológico, el doctor Francisco Verdugo especificó que “ellos son un centro de referencia de la macro zona sur, por lo que reciben mucha cirugía de recambio de prótesis de cadera y, por tanto, remueven cabezas femorales que podrían ser procuradas y almacenas en la UAT hasta su posterior procesamiento”.

Respecto a la capacidad de responder a la demanda de injertos de hueso que tendrá la UAT, Verdugo detalló que “si logramos recibir donaciones de la mitad de las cirugías que se realizan en el Hospital Traumatológico, debiéramos cubrir la necesidad básica de centímetro cúbico de injerto óseo del SS Concepción de todo un año”.

En cuanto a los beneficios para los pacientes, la jefa de la Unidad de Procuramiento del Hospital Regional, doctora Claudia Villalobos, sostuvo que “los defectos de hueso son muy difíciles de cubrir. Por ejemplo, a un paciente con un tumor que se le extrae parte de su mandíbula, se le debe instalar una placa, que es bastante más complejo. Lo ideal es reconstituir ese defecto con hueso”.

Lo anterior considerando que actualmente tiene un alto costo el importar huesos para trasplantes, “por lo que la opción de comprar es lejana, así es que el beneficio de esta Unidad de Almacenamiento Transitorio será de gran ayuda para los pacientes del hospital y de la Región en general”, afirmó la doctora Villalobos.

En tanto, la decana de la FCB y directora del proyecto, Soraya Gutiérrez, aseveró que “la gran ventaja de esta iniciativa es que nos permitiría acoplar la parte clínica con la investigación, porque además de toda la etapa de procesamiento, almacenaje y tipificación de los tejidos, se van a hacer estudios orientados a mejorar los procesos de biomateriales de trasplante”.

Finalmente, el banco de hueso y tejido y que comenzará a funcionar a fines de 2019, en la Unidad de Medicina Transfusional del Hospital, para el ingeniero Matías Jiménez “este lugar se eligió porque cuenta con las condiciones óptimas de control de equipos y rastreo de temperatura para reaccionar a tiempo en caso de falla y evitar que la pérdida de electricidad, por ejemplo, pueda derivar en una pérdida de las condiciones de frío que se requieren para la conservación de los tejidos”.

Etiquetas