Ciudad

Las 7 claves del informe de la PDI sobre Sename en la Región del Bío Bío

En la radiografía realizada por los detectives estableció que en la zona hay alta deserción a los programas, además de gran cantidad de adolescentes con perfiles psiquiátricos y que sobrepasan la mayoría de edad.

Por: Carolina Abello | 07 de Julio 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

Bío Bío es la segunda región con más centros de protección

En Bío Bío hay 42 centros de menores, cuatro de administración directa y 38 de instituciones colaboradoras.

Los centros que dependen directamente del Sename son el Centro de Internación Provisoria y Régimen Cerrado (CIP-CRC) de Coronel, el que recibe a adolescentes infractores de ley. Y los centros de Protección Nuevo Amanecer, Capullo y Arrullo. Es la segunda de Chile con más recintos. Hay 16 centros de protección, la mayor cantidad a nivel nacional. Es la segunda región con mayor ocupación residencial (1476).

Bío Bío es la tercera a nivel nacional que presenta una mayor sobre institucionalización

Según el documento, de 270 páginas, se estableció que existen 2 mil 603 residentes que presentan una estadía mayor a los dos años en los centros, lo que equivale al 42,8% de la población.

La Región del Bío Bío es la tercera a nivel nacional que presentan una mayor sobre institucionalización, con 385 niños, lo que corresponde a un 40,8%.

En el mismo documento se deja constancia que, en consideración al interés superior de los niños y adolescentes, y a su derecho a vivir en una familia estable y protectora, la estadía residencial no debiese extenderse por un periodo mayor a un año.

345 residentes tienen un diagnóstico psiquiátrico

Bío Bío es la segunda región de Chile con mayor cantidad de residentes con un perfil psiquiátrico, con 345, sólo detrás de la Región Metropolitana, con mil 76.

En la zona, hay 50 residentes con un diagnóstico médico; 52 con una enfermedad crónica; 115 residentes con una discapacidad y cuatro de ellos estaban en riesgo vital cuando se realizó la visita a los recintos.

Del total de residentes con discapacidad, se estableció una concentración mayor en las regiones Metropolitana (57,9%), O’Higgins (10,4%), Valparaíso (8,5%), y Bío Bío, (8,5%).

Bío Bío es la segunda región con mayor cantidad de centros con residentes mayores de 18 años

Al analizar el número de población adulta en las residencias y CIP CRC en Chile, se estableció que existen 1135 residentes mayores de edad.

Del total de los 240 centros visitados a nivel nacional, se precisó que Bío Bío es la segunda región donde existe mayor cantidad de centros con residentes mayores de 18 años, (17), sólo detrás de la Región Metropolitana, con 23.

En cuanto a las edades, Bío Bío, junto a Coquimbo y Valparaíso, son las que presentan la mayor cantidad de centros con personas que presentan la edad máxima, es decir, 26 años.

La mayor deserción del sistema está en Bío Bío

Según el informe, los porcentajes de mayor deserción del sistema de protección se concentran en Bío Bío, con 67 casos (26,8%); Metropolitana, con 56 casos (22,4%), y Valparaíso, con 43 casos (17,2%).

Al momento de realizar el trabajo de campo, los detectives establecieron que había 250 niños y adolescentes en esa situación, ya sea por una fuga del centro o por no haber regresado luego de una salida autorizada o rutinaria. Esto se origina, según el documento, por una dificultad de adaptación al régimen residencial.

El 90,5% de los centros no tiene un programa para atender población discapacitada

El documento también analiza la situación de quienes trabajan en los recintos.

Así, se estableció que la Región del Bío Bío presenta un 90,5% de recintos que no cuentan con un programa de capacitación formalmente programado para atender a población discapacitada. También dejaron constancia de que todos estos recintos corresponden a organismos colaboradores y no dependen directamente de Sename.

Sólo hay 17 denuncias por vulneración de derechos en Bío Bío

La fuerza de Tareas de la PDI revisó los 14 centros de Sename en la Región del Bío Bío y estableció que había 57 situaciones de posibles vulneraciones y 17 denuncias eventualmente efectuadas (12 por abuso sexual y 7 reportados como denunciados).

El informe deja constancia que los antecedentes se refieren a hechos ocurridos sólo en 2017, ya que la mayoría de los directores de los centros manifestaron no contar con información de años anteriores.

Etiquetas