Ciudad

En inédito fallo, Corte Suprema acogió recurso de padres guardadores

Matrimonio ya cuenta con el certificado que los declara idóneos para adoptar, por lo que ahora esperan que la causa llegue a tribunal de Familia. Abogado aseguró que esperan que Sename sólo los presente a ellos para adoptar a B.

Por: Carolina Abello | 04 de Julio 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

Seis semanas tuvieron que esperar Favio Ruiz y Vilma Araos para conocer la decisión de la Corte Suprema, con respecto al recurso de protección que presentaron para poder adoptar a B., hoy de dos años y medio, a quien cuidan desde que tenía cinco meses.

Por tres votos a favor y dos en contra, el máximo tribunal del país confirmó la resolución de la Corte de Apelaciones de Concepción, que ordenó que el matrimonio fuera considerado en el proceso de adopción del niño, luego de que Sename no entregara sus antecedentes al tribunal de Familia penquista, que ya había escogido a otro matrimonio para quedarse con B., pese a que Favio Ruiz y Vilma Araos habían manifestado al organismo sus intenciones de adoptarlo.

Al quedarse fuera, interpusieron un recurso de protección, el que finalmente fue acogido por la Suprema, que confirmó la resolución de la Corte penquista.

“El fallo ordena que los recurrentes sean sometidos al proceso de idoneidad para la adopción del niño, cuyos resultados deben ser comunicados al juzgado de Familia. Se deja sin efecto la resolución de ese juzgado, que no los tuvo como parte en el proceso de adopción. Este matrimonio pidió tener la oportunidad y la Corte les ha dado esa oportunidad. “Hay que dejar en claro que para la familia que había sido seleccionada, su legítimo derecho de adoptar tiene que ceder en pro del interés superior del niño”, ordenó el fallo de los ministros Carola Rivas, Camilo Álvarez y el abogado integrante Luis Ubilla.

Lo que viene

Vilma Araos, madre guardadora de B., aseguró que la alegría fue enorme al conocer el fallo del máximo tribunal, ya que les permite participar del proceso de adopción de B. Sin embargo, saben que aún les queda camino por recorrer, pues ahora el caso debe resolverse en la justicia de Familia.

“Fue una angustia terrible durante todo este tiempo. Y ahora que la Corte Suprema falló a nuestro favor fue la alegría más grande, fue maravilloso. Pero esto aún se acaba, porque aún no tenemos a nuestro gordo como adoptado. Dimos otro gran paso, pero falta”.

Al respecto, el abogado de la familia Ruiz Araos, calificó el fallo como histórico, “porque la Corte, a través de un recurso de protección, invalida una resolución judicial y ratifica la opción de una familia guardadora a ser incluida como familia adoptante”.

El profesional recordó que, en estas semanas de espera, el matrimonio ya obtuvo el certificado de idoneidad de adopción, por lo que “ahora están en igualdad de condiciones respecto de cualquier otro matrimonio que pretenda adoptar al mismo menor”.

Esto, ya que no se sabe qué pasara con el matrimonio que había sido designado para adoptar al niño. Tampoco qué tribunal de Familia se hará cargo del caso, puesto que los jueces de Concepción debieran inhabilitarse para conocer de la causa, ya que la mayoría de ellos apelaron a la Suprema el fallo emitido por el tribunal de alzada penquista.

“En caso que ellos no lo hicieran, nosotros podríamos pedir la inhabilidad de todos los jueces que ya han emitido opinión en este proceso”, explicó Echayz.

Etiquetas