Ciudad

Inicia semana peak de casos de la influenza en el país: estas son las claves para combatirla

Por: César Herrera | 17 de Junio 2019
Fotografía: Referencial

Más de una veintena de fallecidos ha dejado este 2019 la influenza del tipo A H1N1 en el país. La rápida propagación del virus motivó al Ministerio de Salud (Minsal) a tomar medidas y potenciar el llamado a vacunarse, principalmente en los grupos de riesgo, pensando que este 17 de junio inicia el peak de casos esperados para este año.

Si bien existen cuatro tipo de influenza (A, B, C y D), es la A la más preocupante debido al potencial epidémico más agresivo que presenta en sus cepas, siendo las más conocidas las H1N1 y la H3N2, consignó CNN Chile.

Síntomas de la influenza

Los síntomas de la influenza del tipo A son de gravedad y de mayor intensidad a los de un resfrío común. Suele presentarse de forma súbita, provocando una repentina fiebre alta (sobre los 38 grados), la que dura alrededor de tres días, llegando incluso a una semana, informaron desde el Minsal.

Junto con la fiebre, esta enfermedad genera una sensación de agotamiento general, que puede llegar a ser extrema (en adultos mayores puede superar los cinco días), romadizo o coriza, dolor de cabeza en la zona frontal o generalizado, dolor muscular y en articulaciones, molestia frente a la luz, como también al tragar o al toser. En niños es común que genere problemas estomacales, como náuseas, vómitos y diarrea, y otitis.

Además, la influenza del tipo A puede agravar síntomas de otras enfermedades.

Formas de contagio de la influenza

Esta enfermedad suele traspasarse a través de las gotitas de saliva que se expulsan al toser o estornudar. Luego, al tocar superficies contaminadas con secreciones respiratorias y llevarse las manos a la cara, el virus ingresa a las vías respiratorias.

Recomendaciones

Debido a lo fácil del contagio de la influenza A, se recomienda el lavado frecuente de las manos con agua y jabón, o con preparados de alcohol-gel, y taparse la boca al estornudar o toser cuando se está enfermo. Si sabe que tiene el virus, se sugiere el uso de mascarilla si compartirá espacio con más personas. En la misma línea, el Ministerio de Salud cada año inicia una campaña gratuita para que los grupos de riesgo reciban una vacuna preventiva. Estas personas deben cumplir con los siguientes perfiles:

  • Embarazadas a partir de la 13ª semana de gestación.
  • Niños y niñas de edades comprendidas entre los 6 meses a 5 años 11 meses 29 días.
  • Adultos de 65 años y más.
  • Trabajadores de avícolas y de criaderos de cerdos.
  • Personal de Salud (en el sistema público y privado).
  • Enfermos crónicos entre 6 y 64 años, portadores de alguna de las siguientes condiciones de riesgo:
    -Diabetes.
    -Enfermedades pulmonares crónicas, específicamente: asma bronquial; EPOC; fibrosis quística; fibrosis pulmonar de cualquier causa.
    -Cardiopatías, específicamente: congénitas; reumática; isquémica y miocardiopatías de cualquier causa.
    -Enfermedades neuromusculares congénitas o adquiridas que determinan trastornos de la deglución o del manejo de secreciones respiratorias.
    -Obesidad Mórbida.
    -Insuficiencia renal en etapa 4 o mayor.
    -Hipertensión arterial en tratamiento farmacológico.
    -Insuficiencia renal en diálisis.
    -Insuficiencia hepática crónica.
    -Enfermedades autoinmunes como Lupus; escleroderma; Artritis Reumatoidea, enfermedad de Crohn, entre otras.
    -Cáncer en tratamiento con radioterapia, quimioterapia, terapias hormonales o medidas paliativas de cualquier tipo.
    -Infección por VIH.
    -Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas.

Vacuna preventiva

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, indicó a Emol que la vacuna tiene como fin prevenir “que ese cuadro respiratorio sea grave, es decir, que esa persona termine en una unidad de cuidados intensivos o fallezca”.

De acuerdo al Minsal, la dosis entregada en la inoculación “está constituida por partículas llamadas hemaglutininas las que están en la superficie del virus de la influenza. Contiene la hemaglutinina de tres virus, dos de tipo A (H3N2 y H1N1) y uno de tipo B”.

De esta manera, “se introduce un virus que no es capaz de hacer enfermedad, pero sí de crear inmunidad. El individuo crea los anticuerpos, unos más otros menos dependiendo de cada uno, que se estima que es en dos semanas, pero eso es variable, puede ser un poquito antes o un poquito después, pero lo que se ha establecido es que ya en dos semanas se empieza a desarrollar inmunidad propia”, explicó el broncopulmonar de la Clínica Vespucio, Ricardo Mercado, a Emol.

Esta fórmula es la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en base a que “estudia los virus influenza que circulan en cada hemisferio y proyecta, en función de lo ocurrido en el invierno del hemisferio norte, los tipos de virus que serán más importantes en el hemisferio sur”, aseguró el especialista.

Tratamiento contra la influenza

Los diagnosticados con influenza del tipo A deben consumir abundante líquido, usar medicamentos para bajar la fiebre (antipiréticos) y guardar reposo en cama. Si presenta un cuadro más severo, será necesario el uso de antivirales para tratar la infección. Lo anterior debe ser supervisado por  un médico especialista en el área. Es clave guardar reposo y evitar compartir con otras personas para no diseminar la enfermedad, indicaron desde el Minsal.

 

Etiquetas