Ciudad

Estudiante de la UdeC creó sensor para monitorear a niños enfermos

Temperatura, frecuencia cardiaca y oxígeno en sangre son parte de las mediciones que entrega el Skinnet. Saldrá a la venta en seis meses a un año.

Por: Ximena Valenzuela | 29 de Mayo 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Quienes son padres saben lo difícil que resulta tener un menor enfermo en casa, no sólo para que mantenga reposo, sino también para realizar un correcto monitoreo de parámetros como temperatura, frecuencia cardiaca y oxígeno, entre otros, que indiquen su evolución.

Para muchos progenitores, lo ideal sería tener un dispositivo que  realice las mediciones. En esa necesidad se inspiró Carolina Penela, licenciada en  tecnología médica de la Universidad de Concepción, para crear el Skinnet, parche de monitorización pediátrica con el busca revolucionar la salud en Chile.

Según explicó, el Skinnet, que se adhiere al pecho del menor, cuenta con sensores que miden: temperatura, frecuencia cardiaca, posición del niño y el nivel de saturación de oxígeno en la sangre. El aparato registra  los niveles del menor durante todo el día, y los padres reciben la  información en tiempo real en su celular.

En caso que los parámetros estén alterados se recibe una alerta en el celular que indica, por ejemplo, que si la fiebre continúa en cierto rango, el menor debe ser trasladado a un centro asistencial.

“Levanté la idea totalmente sola hace dos años y, luego de obtener un capital semilla el año pasado, pude formar un equipo para comenzar a desarrollar y formar el producto”, explicó Penela, quien ahora lidera junto a su socia, la ingeniero en estadísticas de la UdeC, Carolina Oñate,  a un grupo de profesionales entre los que se encuentran ingenieros electrónicos, biomédicos, informáticos, estadísticos y matemáticos.

Y, si bien, partieron con la idea de hacer un parche para detectar riesgo de muerte súbita, finalmente  llegaron a una solución que ayudaría a  cinco millones de niños que pasan, anualmente, por la urgencia médica. “Muchos vuelven a los dos días al pediatra y sus padres no pueden cuidarlo con tanta atención como para saber su evolución. El parche recopila información 24/7 y permite que los padres sepan cómo está su hijo desde cualquier lugar”.

Esto se logra a través de una aplicación y a la conexión vía WiFi o bluetooth del dispositivo con la nube. Desde allí, y a través de un código personalizado, los padres pueden descargar la información.

El aparato, que actualmente espera la validación bioética de la autoridad sanitaria para finalizar el desarrollo de un primer prototipo, espera llegar al mercado como un dispositivo recargable (USB) y reutilizable. Tendrá una autonomía de carga de dos días y un uso recomendado de siete días.

Ahora Penela está a la espera de recursos para poder poner en marcha su proyecto y sacarlo a la venta entre seis meses a un año.  Eso sí, el valor de venta del dispositivo aún no está definido.

“Mi sueño es cambiar la salud y cambiar los paradigmas, que cualquier persona pueda desarrollar una solución que llegue a los hospitales y al mercado. Soñamos con llegar a todo el mundo y que las personas puedan tomar mejores decisiones clínicas desde su celular”, afirmó.

Nuevos emprendedores

El trabajo de Penela fue seleccionado por el Centro Nacional en Sistemas de Información en Salud, Cens, para ser parte del torneo de emprendimiento, que busca transferir ideas innovadoras a soluciones que impacten en la salud.

El torneo en salud, que partió en abril e implica un proceso de formación de seis meses, aportará a los emprendedores como Penela apoyo de la red de mentores dispuesta por Cens, que incluye académicos de las universidades Católica, de Chile, Valparaíso, Talca y Concepción; así como también al sector  privado y Beachef Acelera, agencia de la Universidad de Chile para apoyar la innovación y el emprendimiento.

Para la profesional, su participación en la red de Cens, representa una gran oportunidad para arribar al mercado. “El torneo nos ha permitido generar buenas alianzas estratégicas, que esperamos nos sirvan al momento de la comercialización. Nuestro objetivo es abrirnos al mercado latinoamericano y, en ese sentido, (…) ha sido súper importante el apoyo de Cens y las mentorías”.

Camilo Erazo, gerente general de Cens, aseguró que las expectativas del torneo están en evitar que los emprendedores sufran los mismos obstáculos que sus predecesores, “que puedan aprender a reconocer rápidamente cuáles son los elementos técnicos que tienen que incorporar para crecer y, eventualmente, llevar al mercado internacional sus servicios y productos”, dijo Camilo Erazo, gerente general de Cens.

A fines de 2019, los proyectos con mayor nivel de avance tendrán la posibilidad de ser testeados en hospitales públicos como el Guillermo Grant Benavente de Concepción, Sótero del Río en Santiago y San Pablo de Coquimbo.

Etiquetas