Ciudad

Fiscal Paolo Muñoz: “No se puede esperar que alguien resulte herido para tomar medidas”

El consejero regional de la Asociación de Fiscales comentó la agresión ocurrida el pasado martes en el tribunal y aseguró que no es el único hecho violento registrado en audiencias.

Por: Carolina Abello | 10 de Febrero 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

El pasado martes, una nueva falla de seguridad se vivió en el tribunal de Garantía de Concepción, cuando familiares de dos imputados por robo, indignados por la resolución que enviaba a prisión preventiva, agredieron a tres funcionarios de Gendarmería que custodiaban las dependencias, quienes resultaron con lesiones leves.

No es primera vez que ocurre algo así en ese tribunal: el año pasado, en marzo, una imputada le lanzó un vaso a la fiscal Sandra Véjar, también una vez que se decretó su prisión preventiva.

El consejero regional de la Asociación de Fiscales, Paolo Muñoz, recordó que no es la primera situación de riesgo que viven en el marco de sus funciones, y reveló que hay fiscales que han sido seguidos o intimidados tras audiencias en Tribunales.

“Han existido episodios complejos, pocos pueden ser, pero han habido otros. El año pasado, un fiscal fue seguido después de que salió del juzgado de Garantía de San Pedro de la Paz, por personas que habían estado en la audiencia, y salvó providencialmente de esa situación, porque se cruzó con una patrulla policial que lo escoltó y el auto que lo seguía se fue”. Hay fiscales que han debido llamar a los carabineros para que los ayuden a salir de las salas, sobre todo, cuando se decreta prisión preventiva, agregó.

“No todas las situaciones de riesgo se hacen públicas, pero los fiscales las comentan y no deberían ocurrir”, afirmó.

El fiscal lamentó que, a propósito de estas situaciones, se han reunido fiscales con el Poder Judicial y también con parlamentarios, “pero no se han materializado soluciones”.

Muñoz dijo que uno de los problemas de seguridad que tienen es que los mismos fiscales llevan las carpetas de investigación a las audiencias, ya que no están digitalizadas, pero en la mayoría de los juzgados no se les permite estacionarse dentro, por lo que deben hacerlo lejos y caminar con ellas, lo que aumenta el riesgo de ser agredidos y que les roben las carpetas, las que contienen información confidencial.

“Transitamos sin ningún tipo de resguardo, lo hacemos por donde están los familiares de imputados, y eso es algo complejo”, insistió y agregó que dentro de las salas de audiencia también hay riesgo para jueces, defensores y gendarmes, tal como ocurrió el martes pasado.

Paolo Muñoz afirmó que en Santiago sí hay medidas de seguridad para los fiscales, como acceso a estacionamientos y vigilancia en casos de necesidad.

“Hay que mejorar la seguridad en la audiencia que son de alto riesgo, como cerrar con llave la puerta que separa al público de jueces, fiscales y defensores, porque en lo ocurrido el martes pasado estaba abierta”.

Para el dirigente, el problema de fondo es que el tema es blanco de preocupación cuando ocurre un hecho de estas características, pero luego no pasa nada.

“Hay intenciones de conversar, pero luego se olvida, el tema se guarda en un cajón, porque se cree que es una exageración, que no va a pasar a mayores, que la situación ha sido aislada, que no hay nadie con lesiones de relevancia, pero sí hay que darle importancia, porque no hay que esperar que alguien resulte lesionado para tomar medidas y porque es la señal que se da en el sentido de que nadie puede estar sobre la administración de justicia. Tiene que existir un respeto de las personas que asisten a las audiencias como público de las decisiones del tribunal y al rol que estamos cumpliendo y creo que no ha sido evaluado como corresponde, para tomar medidas para corregir este tipo de situaciones que debilitan el sistema de administración de justicia, porque se ve vulnerable, como que cualquiera puede amenazar al juez o agredir al fiscal, y que no va a pasar nada, porque no importa”.

Etiquetas