Ciudad

Puente Bicentenario: nuevas dudas y precauciones salen al ruedo

Intervención espera resguardar el uso de los recursos fiscales. También preocupa que conexión con Chacabuco sea con barreras ante línea férrea.

Por: Ximena Valenzuela - Mauro Álvarez | 12 de Enero 2019
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Representantes de la Democracia Cristiana local y el diputado PS, Jaime Tohá, solicitaron ayer la intervención de Contraloría para determinar si existen irregularidades administrativas en puente Bicentenario, por qué no se ha concluido la obra y si se conectará con la avenida Chacabuco como se prometió al iniciar faenas en 2012.

El presidente de la Democracia Cristiana, Nicolás Hauri, afirmó que buscan que Contraloría realice una investigación para esclarecer los cambios que se han generado en el proyecto, desde la adjudicación, incluyendo el cambio de concesionario, hasta a la actualidad, pues, según dijo, afecta en demasía la conectividad de la zona.

“Se licitó como una necesaria solución vial a la congestión tras el terremoto. Por eso, hemos puesto en conocimiento de Contraloría una serie de antecedentes para que resuelva y explique cómo fue posible que un diseño original, que contemplaba la conexión con Chacabuco y que aún se esté analizando”.

Aseguró que se trataría de una situación irregular, que no cumple con las expectativas que el Gobierno de la época presentó a la ciudadanía. “No puede ser que en Concepción tengamos un nuevo puente Caucau (…), estimamos a priori que podría haber cierto grado de irregularidades”.

El DC, Eric Aedo, que fue miembro del gabinete regional en el Gobierno anterior, aseguró que como seremi de Bienes Nacionales entregó en 2016 cuatro hectáreas a disposición del Serviu para que realizara el ordenamiento territorial en Aurora de Chile, construyera algunos de los edificios que hoy están en el lugar. “Para poder mover a la gente para cumplir el objetivo que era atravesar el puente Chacabuco y conectarlo finalmente con la avenida Chacabuco”.

Agregó que les parece extraño que luego que se construyeron 200 viviendas en 21 de Mayo y 200 más, entre departamentos y casas, en el sector aledaño a Aurora de Chile, aún no se una el puente con Chacabuco. “La ciudadanía se merece una explicación por una licitación que tuvo un costo superior a los 70 millones de dólares. Hemos tardado nueve años en este proceso y en cambio, los chinos, en el mismo tiempo construyeron un puente de 65 kilómetros, nueve kilómetros bajo el mar, y nosotros no somos capaz de conectar un puente”.

Comentó que una vía elevada no es una contradicción para que se siga luchando por el soterramiento “uno puede caminar y mascar chicle al mismo tiempo (…), una vía elevada no es una contradicción con que esta ciudad siga luchando por el soterramiento, pero el saber porqué no se está construyendo es vital, porque son recursos aportados por los impuestos de todos los ciudadanos”.

Peligro sísmico

Jaime Tohá, diputado PS, que también realizó ayer una presentación en Contraloría afirmó que no busca acusar a nadie, sino que el órgano fiscalizador esclarezca en qué está el puente Bicentenario. “No es admisible que una Región de esta envergadura tenga un puente que ya está en construcción hace siete años y que los ciudadanos no sepan en qué consiste cómo va a terminar y cómo se va a conectar”.

Recalcó que no busca poner acento en los errores del proyecto, sino en resolver en conjunto, transversalmente. “En el escrito planteamos la preocupación de un tema que, a mi juicio, es el más grave de todos y que no se ha ventilado públicamente, y es que cuando una obra de esta naturaleza está en una región sísmica, en que el proyecto considera elementos sísmicos que sólo funcionan si la obra está completa, al faltar una parte de a obra, naturalmente la resistencia no es la misma”.

Agregó que comprende que las autoridades actuales están en un problema. “No los culpo a ellos, pero los ciudadanos se merecen una respuesta, que debe ser digna y no de parche (…). No quiero ver después que la conexión con Chacabuco vaya a ser a nivel con barreras para que cuando pase el tren se bajen esas barreras y queden los autos detenidos”.

Comentó que está seguro que el intendente Jorge Ulloa y el MOP están trabajando en una solución que asegure el soterramiento de la vía férrea y que el nuevo proyecto tendrá los elementos de sismicidad que se prometieron inicialmente.

A pesar de las presentaciones realizadas en Contraloría, la Seremi de Obras Públicas no se pronunció sobre el hecho.

Etiquetas