Ciudad

Integración social y desarrollo urbano lideran proyecto de ley

Para quienes no tengan la posibilidad de adquirir una vivienda, se crea el arriendo protegido, que asegurará cabida a quienes obtengan dicho subsidio.

Por: Ximena Valenzuela | 05 de Diciembre 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

“No queremos seguir siendo parte de una sociedad que va segmentando y segregando. Queremos hacer de la integración social un eje”, dijo el intendente Jorge Ulloa, al referirse al proyecto de ley de integración y desarrollo urbano, firmado por el Presidente Sebastián Piñera, que busca modernizar el actuar del Minvu y generar ciudades con mejor calidad de vida.

El proyecto, según Ulloa, busca que desarrollen áreas no alejadas de la ciudad, con gran conectividad, donde convivan familias de escasos recursos y de sectores acomodados. Además, detalló que quieren fortalecer la fiscalización para que las viviendas sociales sean utilizadas correctamente, evitando engaños y, en caso de que el inmueble no esté siendo usado, poder, incluso, ser traspasada a otra persona que lo necesite.

El seremi de Vivienda y Urbanismo, Emilio Armstrong, “el proyecto de ley pretende profundizar los cambios, es más, se propone un nuevo nombre para el Ministerio: Ciudad y Vivienda, alineado con el programa del Presidente, que indica que la ciudad, planificación y desarrollo incide fuertemente en la calidad de vida de los vecinos”.

Explicó que en sectores como los corredores de transporte público, donde se han realizado millonarias inversiones, esperan realizar una densidad adecuada, limitando en algunos casos el número de pisos, pues en los corredores no existe una definición de altura.

“Permitirá que el Ministerio de Vivienda pueda definir zonas de integración urbana, entregando beneficios normativos que vinculen a los proyectos y que permitan que se desarrollen en los centros de la ciudades, entregando servicios y acceso al transporte público”, dijo y agregó que ya están analizando paños en los que se podría desarrollar dichos proyectos.

En tanto, el director del Serviu, Juan Pablo González, destacó que actualmente 3.300 familias resultaron beneficiadas con subsidios de integración social en la Región, lo que permite dinamizar aún más dicho tipo de construcción.

Además, destacó la nueva política de arriendo protegido, que va a permitir, a través de un modelo de concesión que entes privados inviertan, desarrollen proyectos y que las soluciones habitacionales sean arrendadas a personas que obtuvieron subsidios de arriendo. “Ayudará a personas que aún no tienen la posibilidad de tener una vivienda propia y generará una movilidad social positiva”.

Dichos proyectos inmobiliarios deberán contemplar, según explicó González, áreas verdes y espacios para el disfrute de la comunidad, “que seamos capaces de desarrollar ciudades justas”.

La iniciativa, que ingresará al Congreso en los próximos días, facultará a la cartera para definir zonas de mayor densificación cuando se impulsen proyectos de integración social, aunque estos excedan las normas comunales.

Armstrong manifestó que de ser aprobado el proyecto de ley se logrará dar una mejor calidad de vida a las familias.

Etiquetas