Ciudad

El domingo parte ley que regula convivencia entre ciclistas, peatones y conductores

Asociación Más Cleta afirmó que la iniciativa debió incluir una fuerte campaña educativa enfocada a ciclistas, peatones y automovilistas antes de su implementación.

Por: Ximena Valenzuela | 10 de Noviembre 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Buscando poner en una posición de igualdad a todos los modos de transporte y disminuir los riesgos de accidentabilidad de los usuarios más vulnerables de las vías: peatones, ciclistas y motociclistas que en 2017 constituyeron el 53% de los fallecidos en accidentes de tránsito en el país,  este domingo entrará en vigencia la nueva ley de Convivencia de Modos.

A nivel regional el año pasado los ciclistas protagonizaron 403 siniestros viales, que dejaron un saldo de siete fallecidos y 361 lesionados.

Para disminuir las  cifras y lograr un cambio cultural en quienes hacen uso de las vías es que este domingo comenzará a regir la ley que contempla una serie de cambios como: la obligación de  los vehículos motorizados de mantener una distancia de 1.5 metros durante el adelantamiento de los ciclistas.

También se prohíbe el estacionamiento a vehículos en ciclovías y a los peatones circular por dicha infraestructura, y define que los ciclistas estarán obligados a circular por una ciclovía o, a falta de ésta, por la pista derecha de la calzada.

El seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Jaime Aravena, explicó que existen excepciones para circular por la acera, por ejemplo, en casos de bicicletas conducidas por niños menores de 14 años; los padres con niños bajo siete años y las personas con discapacidad o adultos mayores.

Ahora bien, en caso de transportar menores de siete años, el conductor deberá ser mayor de edad. Similar requisito se aplicará en caso de utilizar un sistema de remolque para el transporte de personas, animales o mercancías.

La ley estableció que para los triciclos motorizados de carga se realizará una revisión técnica especial consistente en una inspección ocular de los elementos de seguridad, lo que ya fue incorporado al manual de Procedimientos e Interpretación de resultados de las Plantas de Revisión Técnica.

Faltó educación

Para Jaime Paz, presidente de la Agrupación Más Cleta, la nueva ley  tiene varios cambios que “pueden favorecer a definir cosas básicas que antes estaban en el aire, que van desde lo más básico, como es definir la palabra ciclos, que responde sobre quién puede ocupar la infraestructura, que está destinada no sólo para ciclistas, puede ser para monociclos, personas que andan en silla de rueda y que no pueden desplazarse por la calle”.

Sin embargo, a su juicio, no se generó una real educación vial luego de su promulgación, antes de que entrara en vigencia. “No hemos tenido ninguna campaña de educación vial, fuerte y potente que le diga a los conductores que van a tener que respetar la ley porque la vida de los ciclistas se pone en riesgo. El punto más crítico es la eliminación de la circulación por las veredas, que ahora será una obligación, a cambio de una multa. Sin una campaña de educación vial esto será muy preocupante”.

Además, destacó que faltó una marcha blanca e información en detalle, por ejemplo, “la gente nos llama para saber si es verdad o no que tiene que contar con un elemento sonoro en la bicicleta, porque si no es parte. Eso es real, tienen que instalar bocina, timbre o chicharra. El casco es obligatorio, lo mismo pasa con elementos reflectantes que pueden pegarse en la bicicleta, mochila o zapatos, luz blanca delantera y luz roja trasera”.

Afirmó que como es usual en las actividades que realizan, en todas las actividades intentan entregar una mayor educación vial, a través de conversatorios y  redes sociales. “Nuestro fin cambió de objetivo, inicialmente solo pedíamos infraestructura, ahora que la tenemos nos centramos en informar a la gente, educarlos, sobre todo, cuando se realizan este tipo de cambios a la ley”, comentó Paz.

El reclamo que realizó el presidente de Más Cleta ha sido replicado por agrupaciones de ciclistas del país, que han cuestionado la falta de una marcha blanca y piden clarificar quién y cómo se va a fiscalizar la distancia que debe tener el vehículo del ciclo.

A pesar de las dudas, la ministra Gloria Hutt, afirmó ayer que no se realizará marcha blanca y que tampoco se entregarán partes de cortesía. “Lo que sí vamos a hacer es un esfuerzo muy grande de comunicación con las personas, de información y asegurarnos que todos tienen claro cómo funciona, pero no hay una posibilidad de no aplicar la ley”, añadió.

Gloria Hutt enfatizó en que “es fundamental que en Chile ordenemos la educación vial, que sea una educación formal, que no sea manejar un aprendizaje sin el conocimiento profundo de la ley del tránsito”.

Sin vigencia inmediata

La ley dispuso de un plazo de 12 meses contados desde el 11 de noviembre para que se dicten reglamentos derivados de esta. La cartera de Transportes se encuentra trabajando en dichos reglamentos para poder dictarlos en un plazo anterior al que dispuso la ley.

Aún requieren adecuaciones normativas temas como el otorgamiento de una licencia especial Clase C para la conducción de triciclos motorizados de carga; implementación de zonas de tránsito calmado;  autorización de operación de ciclovías y regularización de las actuales, así como la clasificación de las ciclovías donde las que no cumplan con el estándar tendrán plazo de tres años para ser mejoradas.

Se deben entregar especificaciones técnicas de los ciclos y de los elementos de seguridad; incorporación en los planes y programas de las escuelas de conducir principios sobre cuidado y respeto por los peatones y ciclos. La entrada en vigencia de la ley hace exigible estas obligaciones para las escuelas de conducir, pero el ministerio agregará adecuaciones a la norma vigente.

Fiscalización será realizada por Carabineros, inspectores municipales y fiscales. Las multas, según la infracción, irán desde 0,2 UTM las menos graves y 0,5 UTM leves.

Etiquetas