Ciudad

Calificación energética de viviendas de la Región del Bío Bío superó meta en 66%

Existen subsidios gubernamentales que permiten mejorar las condiciones del hogar a los que se puede postular.

Por: Ximena Valenzuela | 03 de Noviembre 2018
Fotografía: Archivo | Diario Concepción

Si bien, inicialmente la propuesta del ministerio de Vivienda y Urbanismo, Minvu, era lograr que este año 960 viviendas realizaran el proceso de calificación energética , actualmente, 1.600 hogares cuentan con el sello que indica su categoría en cuanto a eficiencia energética. La meta se logró superar en 66%. Con dicha cifra, el Serviu regional es el primero a nivel nacional en cumplir la meta.

Juan Pablo González, director de Serviu Bío Bío, afirmó que en la meta “es importante destacar que al incorporar tecnologías en la construcción, optimizamos el gasto energético, incorporamos energías renovables reduciendo gastos fijos de las familias, colaborando con la sostenibilidad de recursos”.

Cabe destacar que el instrumento diseñado por el Minvu, en conjunto con el Ministerio de Energía, busca mejorar la calidad de vida de las familias, a través de la entrega de información objetiva y estandarizada sobre la eficiencia de sus hogares antes, durante o después de la adquisición del inmueble.

La nueva herramienta permite comparar la oferta e inclinándose por construcciones inteligentes o en su defecto, realizar los ajustes necesarios para convertirla en una vivienda calificada.

Con la intención de masificar la calificación energética de vivienda y relevar sus beneficios económicos, físicos y ambientales, el Minvu cuenta con tres subsidios que permiten aumentar la eficiencia energética de la vivienda ya construida: acondicionamiento térmico, sistemas solares térmicos y sistemas fotovoltaicos.

Ahora bien, cualquier propietario puede solicitar la evaluación de su vivienda con costos que varían de 0,9 UF por calificación unitaria y hasta 10 UF por comités.

La creciente y sostenida demanda por soluciones habitacionales para sectores vulnerables, emergentes y medios, obliga al Serviu a revisar procesos y estándares en construcción, eficiencia energética y sostenibilidad. Por ello, en 2012 definió realizar a través de los servicios regionales.

La vivienda calificada obtendrá información del porcentaje de ahorro en la demanda de energía para lograr calefacción, enfriamiento e iluminación, nivel de eficiencia energética asignándose una letra a la vivienda que van desde la A+ a la G, donde la A+ representa los porcentajes más altos de ahorro, mientras que la G al estándar mínimo. Además, definirá el requerimiento energético.

La calificación es realizada por arquitectos, ingenieros y constructores civiles acreditados, que determinan el nivel de eficiencia energética, a través de una categorización por 10 años o hasta alguna modificación en los parámetros.

El proceso voluntario promueve el uso eficiente de la energía disminuye nuestra huella de carbono.

Etiquetas