Ciudad

Iglesia de Chillán creó departamento para ayudar a víctimas de abusos

Por: Ximena Valenzuela | 04 de Septiembre 2018
Fotografía: Cedida

Buscando un mayor acercamiento con las víctimas de abusos sexuales, la Iglesia Católica en Chillán abrió el Departamento de Denuncias, Acogida y Acompañamiento a Víctimas de Abusos, destinado para atender a víctimas de abusos de poder, conciencia o sexual por algún miembro de la Iglesia.

El departamento, que funcionará de manera independiente en Casa Tabor,  será dirigido por la abogada Paula Cornejo, integrante del equipo de recepción de denuncias en la Diócesis, quien asumirá como coordinadora, junto a la sicóloga, Paulina Benavente.

“Vamos a recibir las denuncias que se registrarán en un acta que será confidencial y secreta para las víctimas, donde ellas van a tener derecho a hacer seguimiento a estas denuncias, lo que hasta ahora estaba al debe”, dijo Cornejo.

Para la sicóloga Paulina Benavente, esta oficina de atención a víctimas viene a saldar una deuda pendiente en la Diócesis. “Nuestro primer desafío será acogerlas, escucharlas y después proponer un trabajo de reparación, en esta reconstitución interna”.

En tanto, el obispo, Carlos Pellegrin, afirmó que espera que “sea un lugar donde puedan sanarse muchos corazones, donde puedan acogerse a muchas personas, y se logre la sanación que la víctimas merecen”.

Funcionará martes y jueves de 14.45 a 16.30 con la ayuda de la abogada y la atención psicológica de miércoles y viernes de 10.00 a 12.30 horas.

Etiquetas